viernes, 14 de diciembre de 2018

Historias de camareros 40 "Si no sabe, por favor, pregunte antes"

Hace unos días se presentaron a comer dos parejas y pidieron platos del menú. Una de las chicas pidió una fideuá. la conversación que tuve con ella fue como sigue:
- Camarero, camarero
- Dígame
- Es que este plato está seco, no tiene caldo ni nada
- Es que este plato es así señora, es como una paella pero de fideos, de todas formas, si no le gusta, puedo cambiárselo por cualquier otro plato del menú
- Sí por favor
Así que le dí la hoja del menú y cuando le retiraba el plato para ir a la cocina, para pedir a cambio una lasaña, me di cuenta de que esta chica había pensado que la fideuá era una sopa de fideos. Mi impresión quedó confirmada cuando al llevarle su segundo, que era rabo de toro, dijo al verlo:
- Uy, yo pensaba que iba a tener forma de rabo
No quise saber nada del rabo en el que ella estuviera pensando, y para salir del brete le dije:
-Es que el rabo de toro es un guiso señora. y me marché pensando en si se imaginaría ella que le íbamos a servir un trozo de rabo de toro con su pelo y todo.
En fin queridos amiguitos, nadie nace aprendido, así que si no sabéis algo no debe daros vergüenza preguntarlo y evitar marear al camarero y a la cocina y sobre todo evitar tirar la comida, que es algo que nuestras santas madres siempre nos dijeron que nunca se debe hacer.
Buenas tardes y salud.

martes, 11 de diciembre de 2018

Historias de camareros 39 "forzando la situación"

Hace unas noches, tras varias horas de servicio, ya sólo quedaba una mesa de doce personas en el comedor. Habían llegado tarde porque venían del trabajo, era una cena de empresa de gente bastante joven, muy simpáticos. De hecho una de las chicas había sido camarera hacía años en nuestro bar.
Se habían ido animando con el vino blanco y estaban montando la jarana propia, aunque no necesaria, de algunas cenas de empresa. 
El caso es que habían acabado de cenar ya hace bastante rato y yo ya había ido varias veces a intentar tomárles los cafés, sin éxito. Estaban a lo suyo, así que comencé a avanzar en lo que se podía, llevé el barril de cerveza de repuesto a la barra, plegué los cartones para dejarlos preparados para cuando los sacáramos a la basura, fui repasando los cubiertos que ya estaban fregados, y un montón de cosas más. Para hacer alguna de estas tareas tenía que pasar por delante de su mesa y de repente vi que uno de los comensales estaba sacando una foto al grupo, vi mi oportunidad y le dije:
-¿Quiere que haga yo la foto?
- Sí , por favor , qué bien, así salgo también yo
Así que el señor me dio su teléfono se sentó y se prepararon todos para la instatánea.
A ver, a ver, dije yo, los de la derecha un poco más juntos, por favor que si no no salen, y ahora, continué mientras sacaba la libreta del bolsillo y la apoyaba sobre el teléfono ¿Qué cafés van a tomar?
La carcajada fue unánime pero me dijeron los cafés, ya lo creo que me los dijeron, más les valía si querían salir sin filtros extraños.
Tras tomar nota les hice unas cuantas fotos, me dijeron que les sacara guapos y les contesté que haría lo que pudiese, pero advirtiéndoles también de que aquello era fotografía, no magia.
Me parece que voy a utilizar este truco en más ocasiones y lo recomiendo a todos los compañeros de profesión, es más, pienso mejorarlo en el futuro forzando la situación, diciendo por ejemplo "Oigan, oigan, pero qué buena pinta tienen ustedes ¿No querrán que les haga una foto?" Una vez que me den el teléfono y estén diciendo "patata,patata, patata" ya serán de nuevo míos.
Bueno, hay que reconocer que este oficio y yo mismo tenemos nuestros momentos, y luego dicen que ser creativo no sirve para nada. 
En fin, seguiremos informando. Salud.

sábado, 8 de diciembre de 2018

La era del desconocimiento

¿Para qué vamos a seguir acumulando, con gran esfuerzo, un saber que en ningún lugar se requiere, ni se valora, que nos aísla como seres humanos, y que además no podemos compartir con nadie, ni transmitir a nadie más, puesto que a nadie le interesa el saber por placer ni en sí mismo?

Cada vez por menos razones, por eso hace tiempo ya que vivimos en la era del desconocimiento.

jueves, 6 de diciembre de 2018

Historias de camareros 19 "El camarero cuántico"

Hoy tenemos a comer un grupo de 40  personas mayores, a las que traen, después de llevarlos de aquí para allá toda la mañana por la ciudad, así que los pobres tienen más hambre que Dios talento.
Los hemos puesto en una mesa grande y cuando comienzo a servirles los primeros, de cuatro en cuatro, se desata la gincana. Antes de que algunos de los platos toquen siquiera la mesa noto un golpe agudo y seco dentro ellos, no puedo creer que sea la cuchara chocando con el fondo del plato, todos van empezando a comer según les sirvo ¡ madre mía, pienso, ya ha empezado, ya ha empezado!
- Más pan, dice una señora mientras pienso ¿Es posible que se hayan comido todo el pan de la la panera antes de empezar Dios mío? Así que voy a por el pan, lo llevo a la mesa,  voy a por otros cuatro platos, y cuando llego oigo:
- Más sal.
- Ahora mismo, y entretanto por el rabillo del ojo veo como dos ancianos se disputan uno de los saleros que hemos dispuesto en la mesa.
Voy a por la sal, la llevo y vuelvo a la cocina a por otros cuatro platos, cuando los llevo una señora me dice:
- Yo no tomo caldereta de primero, a mi me tiene que traer una ensalada, ya lo saben en la cocina.
-Muy bien señora, ahora la sacamos, le digo, y en eso estoy cuando oigo ¡Por aquí vino blanco!
- Ahora va el vino blanco, balbuceo, mientras pienso que sólo he conseguido llevar a la mesa doce platos de los cuarenta. Llevo la ensalada,  el vino blanco y observo que en la cabecera del fondo de la mesa un señor grande con una chaqueta verde de anciano, me mira con una mezcla de desesperación y ansiedad y con una expresión de hambruna de naufrago cuyos ojillos gritan en silencio ¡Aquí, aquí, socorro, auxilio !
Así que cambio de táctica y cada vez que voy a la mesa y alguien me pide algo le digo:
- En cuanto terminemos de sacar los platos de todos le traigo el aceite, o más pan ( o lo que sea que pidan) que si no ese señor del fondo se va a enfadar conmigo, que lo tenemos allí desabastecido al pobre. Todos parecen entenderlo cuando se dan cuenta de que hay más gente en el mundo e incluso en la mesa.
Por suerte en ese momento recibo la ayuda de Rosa, que estaba en el otro comedor, y ha podido escaparse un momento para echarme una mano. Por fin vamos acabando de servir los primeros, esta vez a buen ritmo, cuando una señora le dice a Rosa:
- Una cuchara, una cuchara, una cuchara, una cuchara, una cuchara, una cuchara una cuchara, una cuchara.. Al principio pienso que es una de esas absurdas señales de llamada de un móvil que alguien no oye y que tanta rabia dan, luego la voz se hace tan insistente y crece tanto en volumen, que creo que estoy enloqueciendo y me voy al almacén intentando escapar de los primeros síntomas de alguna grave enfermedad mental, pero al llegar al almacén, me doy cuenta de que la voz se oye a menor volumen, con lo que descarto que esté en mi cabeza. Aliviado por esta constatación, salgo de mi escondite y veo a  Rosa  que corre a por la cuchara y que la trae corriendo. La señora no se calla hasta que tiene la cuchara dentro de la dentadura postiza.
Una vez que todos están comiendo se apodera de la sala un silencio absoluto, una paz indescriptible. Todo comienza a ir de maravilla hasta el final del almuerzo.
Los señores se marchan muy contentos y el señor de la chaqueta de anciano se dirige a mi para despedirse
- Muchas gracias, estaba todo muy bueno
- Me alegro mucho señor
- Aunque al principio ha andado usted un poco azacanado
- Es verdad, le digo y le lanzo mi discurso sobre Cristo, que en tantas ocasiones me sirve para explicarme, diciendo:  pero fíjese señor si hizo milagros Nuestro Señor Jesucristo, caminó sobre las aguas, multiplicó los peces y los panes, convirtió el agua en vino, resucitó a Lázaro, e incluso resucitó Él mismo, pero eso de estar en dos sitios a la vez eso, no lo hizo, hubiera podido si hubiera querido porque al fin y al cabo era Dios, pero no lo consideró importante este milagro. Entonces si Jesucristo no lo hizo figúrese yo que sólo soy un camarero.
-  Hombre, me contesta, pero usted estaba aquí.
- Sí, pero estar aquí y al final de la mesa a la vez es estar en dos sitios a la vez, aunque estén cerca, eso no me lo puede negar.
- Pues tiene usted razón, dice riéndose.
 Y poco a poco se van marchando con el espíritu y el estómago contentos.
Yo voy recogiendo y constato, de nuevo, que para gran desilusión de jefes y de clientes el camarero cuántico no existe.


miércoles, 5 de diciembre de 2018

En mis sueños para siempre

En mis sueños voy de la mano de una mujer alegre y desconocida que me lleva a mis viejos lugares preferidos. A los parques, a los cafés antiguos, y a los museos.

En el piso superior de uno de estos museos están las estancias donde ella habita. Están llenas de una luz rosácea y de un aire limpio y fresco que alivia la fatiga de mis bronquios..

Una vez en el dormitorio me enseña las cicatrices que tiene en la cara del interior de ambos muslos, yo le enseño las que tengo en mi interior de mi cerebro , también las de los pulmones, y es entonce cuando nos hacemos compañeros para siempre

martes, 4 de diciembre de 2018

Voluntad

El sueño está hecho de recuerdo ¿Qué otro material narrativo y sensible guardamos en nuestros cerebros?
El sueño está siempre allí, incluso durante la vigilia, aunque esté oculto bajo la percepción y bajo el pensamiento consciente.

El pensamiento está hecho también en sus diferentes partes de recuerdos que se combinan entre ellos. así que, si soñamos despiertos, o dormidos, o pensamos no hacemos otra cosa que recordar o juguetear  con la memoria.

Cuando durante el día por cualquier razón nuestra atención baja, aparecen como fogonazos destellos de ese soñar que nunca deja de fabular.

En esencia somos lo que recordamos y casi nunca recordamos a voluntad.


Historias de camareros 1 "El interrogatorio"

Cosas de camareros 1 El interrogatorio

Una tarde cualquiera de trabajo realizando un tercer grado, como buen camarero, a un grupo de cuatro personas sentadas en la terraza:
Yo: Buenas tardes señores ¿Qué van a tomar?
Señor: Yo un Acuarius
yo: ¿De naranja o de limón?
Señor: De limón.
Yo: ¿Y usted señora?
Señora: Una cerveza
Yo: ¿Caña,copa, o jarra?
Señora: Un jarra.
Yo: Muy bien ¿Y usted?
Señora dos: Un agua
Yo: ¿Fría o del tiempo?
Señora dos: Del tiempo
Yo: ¿Y usted caballero?
Señor dos: Un descafeinado.
Yo: ¿Sólo, con leche o cortado?
Señor dos. Cortado
Yo: ¿De máquina o de sobre?
Señor dos: De sobre.
Yo: Muy bien, entonces un Acuarius de limón, una jarra de cerveza, un agua del tiempo y un cortado descafeinado de sobre ¡marchando!
Y luego dicen que la gente no sabe lo que quiere, no es eso exactamente, lo saben, lo saben, pero les cuesta comunicarlo al exterior, lo noto.




viernes, 30 de noviembre de 2018

Refugio

Nos refugiamos bajo las sábanas, tan adentro y tan abajo, que llegamos a desaparecer, como lo hace el monstruo en el truco infantil, en el que el niño imagina al responsable de sus desvelos y va repitiendo mentalmente "Más pequeño, más pequeño, más pequeño" hasta que hace que este caiga en el abismo de la más pequeña de las grietas del pavimento.

Con cada roce de la lengua uno se va deshaciendo en su huida, más pequeño, más pequeño, y de repente se ve buceando dentro de una gota de sudor ajeno, más pequeño, más pequeño, y siente como la presión de una masa oceánica hace crujir sus costillas clavándolas en los pulmones, obligando al aire que queda en ellos, a salir en grandes burbujas entre los dientes, como en la superficie, a miles de metros, ocurre con el gemido que produce el final del orgasmo.

Así, en el espacio de un solo aliento, acaba también la fantasía de que se puede escapar del mundo ocultándolo debajo de la colcha, como haría un mago con su bola de cristal, y con su pañuelo de seda azul oscuro como el cielo de invierno en un atardecer nublado y seco.


Punto de vista

Tenemos un punto de vista. Puede que de vez en cuando lo variemos un poco, para, desde otro punto de vista poder ver las cosas desde otra perspectiva.

Esto es tener una visión muy limitada, sobre todo sabiendo, que si uniésemos esos dos puntos, tendríamos una linea de vista completa.

miércoles, 21 de noviembre de 2018

Buena Suerte

Tengo la gran suerte de que no me importe absolutamente nada el dinero. No es algo que yo busque, no es un signo de ascetismo. Hay gente a la que no le importan los animales, o el arte, o las personas. A mí no me importa el dinero, no es una pose, simplemente es así. Lo que yo necesito del mundo físico es poco y suele ser muy barato.

Por eso cuando Bantierra me envía un burofax lo recibo como si tuviera en mis manos una propaganda de Vitaldent, no me causa la más mínima impresión.

Lo que sí siento, cuando entro en alguna sus oficinas,  al ver a toda esa gentecilla miserable que tiene la desgracia de trabajar allí, es un gran orgullo, orgullo por no compartir su visión del mundo, ni su función dentro de él. ¿Qué aportan? ¿Que coño hacen moviendo papeles?¿Qué construyen ellos?

Siempre he vivido de acuerdo con mi propia naturaleza, no sé hacerlo de otra manera, y tengo la gran fortuna de valorar cosas que ellos ni siquiera perciben, por ejemplo: sólo mi amor por los libros y por la lectura, ya me pone a salvo de todas sus variadas y rastreras artimañas de trileros, a los que Jesucristo arrojaría fuera del templo, si tuviera a bien pasarse de nuevo por aquí abajo.

Al fin, la vida sigue. Para mí es siempre parecida y está llena de belleza. Sin embargo, su absurdo y frío mundo no puede ni siquiera aproximarse a mi cuerpo y mucho menos a mi mente, ni a mi cálido e interno refugio.

lunes, 19 de noviembre de 2018

Teatro

Todos tenemos la necesidad de sentir que somos alguien, algo.Y es así como otorgamos a esa misma esencia a los demás actores en nuestra pequeña obra de teatro.

Da igual el papel que nos auto adjudiquemos, o el que le demos a los demás. Da igual si estos no se ajustan a la realidad, si es que esta existe, da igual, mientras continúe la ficción.

Saber todo esto tampoco arruina la obra, la puesta en escena, porque esta es nuestra razón de ser. No podemos evitar subir a las tablas, de hecho sólo bajamos de ellas cuando dejamos el mundo, y aun así, nuestros personajes, pueden ser resucitados, como fantasmas, o como recuerdos, en las mentes de otros intérpretes, protagonistas también de sus propios libretos, en esta telaraña de obras que es la vida humana.

domingo, 18 de noviembre de 2018

Pucheros

Siempre andamos diciendo las mismas cosas, como si estuviéramos hechos de lluvia o de viento y no tuviéramos otra canción que el caer del cielo o el de pulular a través de los árboles de los bosques,  o el girar silbando en las esquinas de los edificios.

Este quejido único y común, es  nuestro llanto de apego por el amor materno perdido, por  ese amor que en realidad pertenece a la esfera de lo mítico,  porque en realidad nunca existió, al menos no en la forma o en la cantidad en que cada uno de nosotros lo hubiera necesitado.

Si en alguna ocasión este amor materno ideal  hubiera existido, no andaríamos por ahí llamando la atención, acumulando cosas o haciendo canciones, escribiendo para ser vistos, o haciendo pucheros.

"Historias de camareros 30" Los mongers

Hay días que lo notas, la calle está llena de mongers y todos quieren que les pongas "un cortado corto de café pero con más café que leche" o cosas por el estilo.
Rosa es la primera que se da cuenta de que es uno de esos días y cuando llega al bar me mira con los dos ojos desorbitados y me dice "¿Pero qué mongolada es esta?" y entonces sé que le voy a tener que poner lo que ella y yo denominamos "Un café de emergencia"
- ¿Te lo pongo con o sin cafeína?
- Sin cafeína que me darán taquicardias, bueno, corrige, que sea lo que Dios quiera, con cafeína, la vamos a necesitar.
 Según avanza la noche nos vamos reafirmando en la apreciación inicial, vamos comentando la jugada y Rosa me dice:
- La del gorrico de la doce, curiosica es la moza, ya me ha llamado tres veces para que le lleve azúcar y las tres le he dicho que lo tiene en la mano
- ¿Y no se da cuenta cuando se lo dices?
- Sí, pero luego se lo cambia de mano y vuelta a empezar, contesta ella.

Uno de esos días una señora dijo que había una hormiga debajo de la mesa, Rosa fue a echar un poco de insecticida, pero como el bote estaba vacío no salió nada. Mientras tanto la señora en cuestión se echaba las manos a la garganta y decía:
- Ahhh Agg que me ahogo, que tengo alergia
- Señoraaa que no he echado nada, que el bote está vacío, le decía la pobre Rosa.
Pero la señora ya se estaba asfixiando ella misma con sus propias manos, y menos mal que su amiga se las quitó del cuello y le convenció de que no había nada de insecticida en el aire, porque ya me veía yo a los cofrades de la hermandad de la Sangre de Cristo, entrando en el bar, para recoger el absurdo cadáver de la clienta.

Si dejamos a un lado al  90% de la gente  que es educada y normal y al pequeño porcentaje de seres humanos que por decirlo de algún modo "No están bien del todo" y que merecen todo nuestro respeto y comprensión, nos queda una ínfima pero muy molesta proporción de mongers, esa raza implacable que crece y que nos arrasa de vez en cuando sin remedio.
Nosotros ante esta evidencia, cuando localizamos algún monger en el comedor, nos avisamos, por el buen funcionamiento del negocio y de la convivencia en general, y si por ejemplo Rosa me dice:
- En la cuatro hay uno de Ulán Bator, y yo voy a la cuatro, y lo ratifico, y a la vuelta le digo "el de Ullan Bator es el de la chaquetilla a cuadros ¿verdad?" y ella me contesta "Por supuesto", nos andamos con cuidado, con muchísimo cuidado.
Insisto en que, como en todos los oficios, la mayoría de la clientela es encantadora, si todo el mundo fuera monger el comercio mundial no podría existir, ni tampoco la vida en la Tierra, ni nada, pero para salvaguardar nuestras propias existencias de esta epidemia calamitosa y catastrófica, Rosa y yo hemos sido capaces de identificar al monger de excepcionales cualidades destructivas, del que decimos que tiene "Ocho apellidos mongoles".
Ante esta amenaza no hay cuarto del pánico ni rezo que valga, sólo se puede evitar el contacto al máximo y esperar que su trayectoria se aleje, cual meteorito,  para siempre jamás de nuestras vidas, repartiéndonos, como buenos compañeros, el riesgo de atenderlo por turnos:
- Anda, ve tú ahora Quique
- Vale, es verdad, me toca, luego vas tú
- Muy bien, pero luego, luego
- Sí. sí, luego, luego
Y así se van pasando las horas, con más lentitud de lo normal y cuando por fin cerramos nos decimos el uno al otro:
-Mañana será otro día Rosa
- Que descanses Quique
 A lo que yo respondo como en la película
- En paz






sábado, 17 de noviembre de 2018

En mis sueños recinto

En mis sueños duermo vestido, con mi abrigo y con mis auriculares puestos, en una especie de centro recreativo. Hay una piscina y enfermeros, que al descubrir mi aspecto de indigente emocional, me dicen que no puedo estar allí.
Me pregunto si la puerta que me señalan, es la salida o la entrada del psiquiátrico, y si será dentro o fuera del recinto, donde encontraré un poco de inteligencia y de comprensión.

Mientras me recompongo del sueño, todavía dentro del sueño, pienso en si sería capaz de atravesar esa puerta y probar otra vez suerte, en otro lugar.

domingo, 11 de noviembre de 2018

Facetas

La soledad que es, al parecer, falta de intimidad, le quita a la vida el poco sentido que tiene.

A mi cada día me resulta más extraño que una personalidad escindida como la mía, con tantas facetas, esté tan despoblada, tan vacía, pudiendo encajar con tanta gente por tantos lados.

Quizá sea así porque cada faceta está ligada a las demás por un juego de varias aristas.

Así que esfuerzo en redondeárme ,en limar mis cantos, para llegar a ser una esfera, que pueda rodar por el mundo de una a a otra mano, en la esperanza de que este esfuerzo merezca la pena.

viernes, 9 de noviembre de 2018

Luz

Salgo a la calle en una mañana nublada y una luminosidad densa, como una miel grisácea y turbia, sucia de años, se vierte sobre mis párpados entrecerrándolos a mi pesar

Intento ver un mundo que me llena de polvo y plumas las pestañas, y entre las pegajosas hebras de legañas almibaradas, que se entreabren con mi esfuerzo, alcanzo a ver apenas las baldosas del pavimento que voy pisando, y de reojo, las ventanas vacías de los edificios que me protegen, proyectando sobre mi la la penumbra en la que habito

Llego casi a tientas, al café que frecuento por las mañanas, y me pongo a escribir a través de las telas de araña de mis cataratas glaucas, que reciben el bálsamo de la claridad indirecta y aterciopelada, de la luz artificial.

jueves, 8 de noviembre de 2018

En mis sueños viaje nocturno

En mis sueños viajo en un autobús nocturno en el que me encuentro con una vieja conocida. Me cuenta que está perdida, la consuelo y la ayudo a pasar la noche durmiendo con ella, entrelazado

Al despertarme ya no está conmigo, ha buscado refugio bajo unos asientos, donde ha montado una especie de guarida, con un saco de dormir, parapetada tras sus maletas.

Descubro entonces que han desaparecido todas mis pertenencias, y que sin embargo, ella ha conservado las suyas

Al llegar a nuestro destino sus amigas vienen a buscarla a la parada.

miércoles, 7 de noviembre de 2018

Horizonte

Cambiar  de perspectiva

Hacer las maletas

Deshacerse de lo inconfesable

Mudar las sábanas justo antes de la partida

Marchar al fin, y abandonar un camino agotado y sin rumbo,
por el horizonte estrellado y vertical de los muertos


viernes, 2 de noviembre de 2018

Furgoneta

Veo a un tipo meter una bicicleta en una furgoneta y pienso que él, a pesar de todos sus medios de transporte, tampoco sabe a dónde está yendo, dentro de un planeta, que según he leído hace poco, no se mueve en una órbita elíptica alrededor del Sol, porque este, viajando también dentro de la Vía Láctea, arrastra a los planetas, a sus satélites y a sus cometas a través del espacio, haciéndolos girar en una especie de espiral helicoidal, parecida a una escalera de caracol o a la doble hélice del A.D.N.

Todo lo anterior es , además relativo, porque , según me decía el otro día un amigo, como la galaxia y el mismo Universo están a su vez en movimiento, es imposible determinar dónde está cada elemento en relación a otro en un momento dado".

Y esta es la divagación que empieza con el tipo que mete una bicicleta en una furgoneta.

miércoles, 31 de octubre de 2018

Tranquilo

Me acerco una y otra vez a los demás, como las avispas a las plantas, para libar de ellas un néctar,  un bálsamo que alivie mi soledad

En esta busca pierdo a poca energía que aún me pertenece, y que vierto en una especie de  eyaculación onanista al vacío del mundo, de donde nada vuelve nunca.

Ceso entonces en mi empeño y surge en mi una sensación de fuerza en las plantas de mis pies, que asciende, como la savia por las raíces de una encina, por mis gemelos, por mis muslos y  por el tronco de mi espina dorsal, para llegar a las agitadas hojas que forman las neuronas en mi cerebro.

Es esta  una energía que procede de la quietud, de la ausencia de sentido, de objetivo y de ilusiones. Que procede de la certeza de la inutilidad del tiempo y de su paso constante y distraído. De la noción de saberme un ser sin par.

Es una potencia arbórea que surge de la desesperanza y de la derrota, cuyos anclajes impiden ya que pueda ejercerla para ir  a cualquier parte, y que por el contrario me obligan a quedarme aquí, por fin, varado, pero también fuerte y tranquilo.

domingo, 28 de octubre de 2018

Dentro

Estoy aquí como un  gato, solo, orgulloso de pensar  que estuve aquí desde el principio

Humedezco mis almohadillas y con ellas lavo mis ojos y mis vibrisas

Me enrosco sobre mi mismo y me acuno dentro de mi ronroneo,  hasta que me adormezco, y llego por fin a ese reino en el que es posible llenar la vida de inconsciencia

Huyo del mundo bajando los párpados, porque se puede llenar el tiempo y el espacio con cualquier bagatela, pero es imposible borrar la memoria

viernes, 26 de octubre de 2018

Vejez

Uno sabe que es viejo cuando se da cuenta de que el amor es y fue siempre una vivencia demasiado dura,  y de que ya no es posible afrontarlo, con todos sus entresijos y con el cansancio y el desgaste propios de la vida

Entonces se resiste y comienza a escribir, como si las palabras pudieran llegar donde el cuerpo y la mente averiados ya no alcanzan

Pero las letras descienden pluma abajo, se adhieren al papel, y no se despegan de él para ir a ninguna parte

Las palabras escritas envejecen también, nada más despertar a la vida, como el hombre que las escribe.

miércoles, 24 de octubre de 2018

Dualistas

Siempre había desconfiado de los dualistas, esa explicación de que todo tiene su contrario y de que por tanto todo está en equilibrio, parecía tan cierta, tan simple y tan perfecta que me hacía sospechar. Pero ¿Qué era lo que fallaba?
Hasta hace poco no me di cuenta de donde estaba la trampa:
Si bien podríamos admitir la existencia de los contrarios, aunque eso sería parte de otro debate,  y que la oscuridad es el contrario de la luz, lo que sí  que es cierto es que estos supuestos contrarios no están en el mundo en la misma proporción.
Es obvio que hay mucha mas oscuridad que luz,  y que aquella es el fondo sobre el que la luz puede manifestarse. La pobreza es mayor que la riqueza y el fondo donde la acumulación puede desarrollarse. Lo mismo ocurre con el ruido, que es mucho mayor que el silencio y el fondo para que este pueda aparecer, así como la tristeza, que como dice la canción "No tiene fin", es el lugar donde la alegría puede destacar de vez en cuando.
Es entonces el fondo tan importante como la forma, quizá más, porque sin él la forma no podría existir, se desvanecería.
Por eso el mundo se mantiene más o menos como siempre. El deshacer el fondo, intervenir en él, haría desaparecer la luz, el silencio, la riqueza, y la alegría,



domingo, 21 de octubre de 2018

Limpieza

Todas las noches, a la vuelta del trabajo, lavo mis pulmones en la pila de la cocina, dejándolos a remojo diez minutos en agua tibia, para que el detergente penetre bien en los bronquios.

Los aclaro y al retorcerlos para escurrirlos, sale todavía de ellos un líquido denso, como el almíbar, que huele a desinfectante y a sangre.

El día de descanso hago la limpieza a fondo, hurgando con un punzón bien dentro, así saco las flemas en las que se encapsulan, como las libélulas en un burbuja de ámbar, las amarguras que me dejaron tus palabras dentro del cuerpo

 A veces estos quistes se rompen y quedan expuestas las patas petrificadas de los insectos, que arañan los rosados y esponjosos tejidos de mis pulmones, dejando huecos en las nuevas heridas, para que otros parásitos aniden allí

Esto del duelo es un trabajo de años, lo sé bien, y así, con paciencia, intento curarlo, comenzando la semana de trabajo con mis filtros de aire aliviados y libres, al menos del sudor y de las babas que se decantan en mi organismo.

domingo, 7 de octubre de 2018

Vileza

La vileza es algo que se puede imponer al otro mediante la violación y el abuso. Por ellos la víctima queda impregnada con la vileza del agresor.

Y esa es la crueldad que se ejerce al  hacer vivir al otro emponzoñado sin culpa, sin motivo y sin remedio

Lo hacen caer bajo , a un pozo profundo, que está  tan tan abajo,  que ya nunca vuelve a levantar cabeza.

miércoles, 26 de septiembre de 2018

Reescritura

En mis sueños vuelvo a épocas pasadas pero en ellas cambio a los personajes que las protagonizaron

Es como si mi mente intentara encontrar la salida al laberinto del tiempo y reescribiera la historia para intentar darle otro final.

sábado, 22 de septiembre de 2018

Despertando

Me despierto con la sensación de haberme tirado por una ventana y de estar yaciendo, algo dolorido, en las tibias y enrojecidas baldosas de terrazo de un patio interior.

Poco a poco me voy desperezando, recoloco mis huesos con la habilidad que da la práctica, con el crack, crack, crack de los tobillos, de las rodillas, de los codos y de las demás articulaciones y tendones de mi cuerpo

Tomo del bolsillo interior mi pastillero de emergencia y de él saco unas cuantas píldoras al azar, que ingiero con envueltas en la poca saliva que hay en mi boca, con un solo golpe de garganta.

Salgo del patio por la ventana que da al descansillo del primer piso y me meto en el ascensor para llegar al sexto,  de donde procedo, y una vez en casa tomarme un café bien cargado.

¡Qué extraña y difícil se me haría la vida sin este primer café de la mañana! ese que me da fuerzas para llegar a la ducha. Nada como una buena ducha caliente para rememorar a diario la estancia en el útero materno y renacer a diario,otra vez limpio y envuelto en una toalla.

Todo esto es una operación que como adulto uno debe realizar por si mismo. La vida, al fin y al cabo es un gran ejercicio de onanismo.

jueves, 20 de septiembre de 2018

Compasión

Mi forma de amor se ha estancado, o se ha expandido, o quizá haya desaparecido tal y como la conocía.

Amo sólo a los de siempre, porque estos ya están en mi memoria y forman en ella constructos mentales que ya son parte de mi mismo y de los que, aunque quisiera, no podría desprenderme.

Se podría decir que sólo somos capaces de amarnos a nosotros mismos.

Lo que siento por los nuevos es compasión, en el sentido más oriental de la palabra. Este sentimiento que siento por los demás y que es bueno,  es un reflejo de lo que siento por mí mismo, porque el mundo y todo lo que contiene, incluidas las demás personas,  es para nosotros un espejo donde satisfacer nuestra grandiosa necesidad de vernos.

¿Es esta compasión otra forma de amor? ¿Podré sobre ella establecer una forma de relación con los demás?  Hasta ahora había seguido la corriente dominante que dice que sólo es posible relacionarse con el otro a través del amor. ¿Qué ocurrirá con el sexo? ¿Podré construir algo sobre este sentimiento?

Quizá a esta compasión no le corresponde el construir y haya llegado el momento de observar y de habitar.

jueves, 13 de septiembre de 2018

Gusanos de bola

Con el paso del tiempo mis novias, mis amantes, mis mujeres, que no son muchas, se mezclan en mi memoria y se transforman en un solo ser de contornos finos, en un abrigo negro de invierno con multitud de bolsillos, en una sola personalidad escindida a mi imagen y semejanza.

Tan similar fue el placer y el dolor que nos causamos en lo profundo, que ya no recuerdo bien,y tengo que pensar con cuál de ellas fui a ver el mar en invierno alguna vez.

Ellas se van amalgamando en mi memoria en tormos de tierra húmeda en mi mente, que se cierra sobre si misma, como cicatrizan las heridas de los tejidos, en una fibrosis pulmonar.


lunes, 10 de septiembre de 2018

Entereza

La forma del amor es como el contorno de los edificios , como el volumen del aire entre dos bloques de pisos

Es difícil darse cuenta de esto, y también sacar el molde de cera que hay entre ellos sin que se rompa, pues está adherido a todos los recovecos, ventanas, balcones y portales

Quizá por eso las personas no despiertan de sus mundos antiguos, llenos de viejos símbolos y de historias trilladas como mantras

Les falta coraje para ver y humanidad para emprender lo imaginado con entereza.

sábado, 8 de septiembre de 2018

Conexiones

Te conectas, siempre,  con un momento de la memoria concreto, y no con otro, porque te sientes en el presente como en la ocasión que recuerdas.

Así que,  dejando que e recuerdo venga, podemos averiguar como nos sentimos en el presente.

El saber esto parece una ventaja evolutiva:

La memoria es un proceso de ida y vuelta.

viernes, 7 de septiembre de 2018

Sentimientos

No son problemas, son sentimientos, abstractos e inaccesibles.

Esa existencia digital, tan fuera del alcance de nuestras manos y de nuestro cuerpo, y también tan cerca, dentro de la pantalla de nuestra mente, hace que parezcan problemas, pero no lo son, son sólo otro tipo de productos de la propia mente, y al no ser problemas, no tienen solución.

Solamente fluyen, continúan , van cambiando con el tiempo, desarrollándose a su antojo, sólo podemos contemplarlos, como hacemos con los sueños.


sábado, 1 de septiembre de 2018

Holograma

Cuando me siento a leer y a escribir en los bares siento que me volatilizo como un holograma que se apaga.

Siento que soy un dibujo digital desgastado, con una trama poco definida, que desaparece por completo, ante los ojos de los demás, en pleno día.

Siento que podría aparecer o desaparecer sin siquiera saberlo, en cualquier lugar, como un fantasma.

viernes, 31 de agosto de 2018

Emergencia

Cuando la vida se convierte, en el interior, en una emergencia, se empiezan a llevar encima pastilleros de emergencia, desodorantes de emergencia, pequeños libros de bolsillo de emergencia, pañuelos de emergencia, cafés solubles en sobre de emergencia, bolígrafos y libretas de emergencia, y se guardan en el corazón y en la cabeza emergencias de emergencia, por si no emergiera. por fin. una buena emergencia.

jueves, 30 de agosto de 2018

Temor infantil

Siento un temor infantil por el placer que se acaba, y al observarlo,  no puedo evitar preguntarme si este temor no fue siempre un temor de adulto, aunque lo tuviera que llevar sobre los hombros ya de niño.

miércoles, 29 de agosto de 2018

Sexo y amor líquidos

El vacío que se siente tantas veces después del sexo, es el del regreso de la soledad al pecho y al cuerpo entero, que vuelve a llenarse desangre y de aire tras los segundos que dura el orgasmo

El amor es por tanto un líquido que fluye a través de los pulmones y se evapora con el sudor y los jadeos

No es el amor en absoluto una sólido, ni un jarabe que fraguara como el cemento en los bronquios, como el asma, para quedarse.


sábado, 25 de agosto de 2018

Como antes

Aquí no ha venido nadie

No ha habido un nosotros

Nunca nada fue como antes  ni será, por tanto,  como siempre

Es mejor dejar de ser que ser para estar solo

Aquí andamos  dentro de la soledad que es un único instante infinito

Nunca nada es para nada, ni para nadie.






Sucedaneo

Bajo a pasear en busca de gatos callejeros, y recuerdo que somos oportunistas como ellos. Si no cazamos un buen ratón nos conformamos con un grillo, aunque no tenga carne y sea difícil masticar su seco exoesqueleto.

Nos conformamos con jardines y parques, en ausencia de bosques, y si no hay ríos cerca o mar, con las piscinas, con pisos cuando no hay casas y de esta manera todo va tirando de forma provisional y definitiva

Así son las cosas por fuera del cuerpo, sin embargo el interior es otra cosa, allí los sucedáneos no pasan el filtro del tiempo y desgastan  la mente.

Cuando tras mucho luchar por comértelo, acabas por fin vomitando el sucedáneo del afecto, el alma queda dañada y esta herida que no es del cuerpo es difícil de tratar, no se sabe a veces dónde para y los medicamentos no llegan nunca a la raíz del tumor.

Llego a la ribera del río,que a pesar de estar casi rodeada de edificios conserva parte de su naturaleza. 

Los árboles y las algas no se conforman con otra tierra ni con otro Sol, ni pueden vivir del agua embotellada.

viernes, 24 de agosto de 2018

Victoria

A fuerza de estar en él soy ya un dique seco en un dique seco.

Donde hace tiempo los barcos penetraban para después ser eyaculados de nuevo al océano

En su estancia me protegían de las quemaduras diurnas y en la noche su abrigo era mi rebozo

La maleza fue creciendo a lo largo de mis costados,  así que sólo pude crecer hacia dentro, hacia lo profundo

¿Quién puede sobrevivir aquí fuera a una existencia como esta?

Han ido pasando una y otra vez las estaciones

Hoy siento como me despedazan cientos de martillos neumáticos

Los insectos vuelan en círculos sobre mi pequeño trozo de cielo

La muerte es al fin la victoria

miércoles, 22 de agosto de 2018

Asanas

Te veo y me cuentas que te has vuelto más sabia, capeando el temporal del que ambos estamos saliendo, por fin, separados.

Pienso que eso es sólo experiencia, esa que se va adquiriendo, se quiera o no, con el paso de la vida y del tiempo

Para tener sabiduría hace falta un poco más de sufrimiento, ese que tú entierras bajo la meditación y las asanas

A día de hoy ninguno de los dos sabemos qué fue lo que te pasó

Y es que nadie conoce su propio pasado

La memoria está enlodada como el parabrisas de un camión tras una tormenta de barro

Sin saber qué ocurrió viajamos a tientas

Sin conocer el punto de partida es difícil saber si se ha llegado a alguna parte.

Aun así, hay quien no ve las bolsas de aire que atrapan los árboles entre sus ramas para lavar con ellas, como si se tratara de húmedas esponjas, el polvo adherido al envés de sus hojas más interiores, esas a a las que no llegan la brisa, ni la lluvia , ni la luz del Sol.

lunes, 20 de agosto de 2018

Auto engaño

Uno, como el resto de los mortales, se auto engaña de vez en cuando

En todo hay grados y maestros. Hay quien se cree sus propias mentiras internas, en las que una parte de si mismo se deja engañar por otra, como quien es capaz de jugar solo una partida de ajedrez y ganarla.

domingo, 12 de agosto de 2018

Que cambien

¿Cómo te va?

Depende tanto de eso...  ¿No es cierto?

Qué expresión tan adecuada a la existencia humana. La vida nos va o nos viene como si nos sobrevolara, ajena a nosotros mismos y a nuestros anhelos

Nos vaya bien o mal sólo podemos esperar a que los vientos cambien

jueves, 9 de agosto de 2018

Callar

Nos enseñaron sobre todo a callar y a no hacer ruido, con escaso éxito, porque el ser humano necesita ser escuchado, percibido, soñado, deseado y por fin tocado y amado.

Así, entre la resistencia de todos a escuchar y la necesidad de todos de ser escuchados, se organiza esta torrentera de ruido que no cesa y que todo lo arrasa, en la que nadie escucha y en el que nadie puede ser escuchado.

lunes, 6 de agosto de 2018

Equilibrio

Sólo se puede mantener el equilibrio durante un tiempo finito. Como hace el fibroso funambulista de bigote engomado, que enfundado en su blanca camiseta de tirantes, en sus blancas mallas ajustadas al cuerpo, aseguradas por unas tiras elásticas bajo las plantas de sus pies, y sostenido por unas bailarinas también blancas, flexibles, con sus suelas embadurnadas de resina, balancea su pértiga infinita sobre la sirga trenzada entre dos rascacielos.

Una antigua lesión en las lumbares, un inesperado tirón en el gemelo izquierdo, un pájaro que se cruza en el punto de fuga en el que el equilibrista sustenta todo su artificio, una rugosidad excesiva en el cable que se extiende tenso como el nervio ciático entre los riñones y los huesos del tobillo, puede provocar  la caída del cuerpo, entre dos espejos que se abaten el uno sobre el otro, cerrándose como las fauces de una planta carnívora, dejando al acróbata atrapado en la repetición de miles de oscuridades, multiplicadas unas en otras, en un abismo invisible y eterno

La distancia

Siento un tajo cálido y profundo en mi mejilla izquierda que se hunde en el pómulo, bajo el ojo

Intento alejarme y me doy cuenta de que ya estoy lejos, la distancia es la herida

Si me acerco la navaja hurga en la herida, toca en el hueso y oigo en mi cabeza la raspadura de un punzón contra el cemento

Si me alejo el aire pútrido infecta la tajada y la deja purulenta y tumescente

Me quedo paralizado por el miedo, y siento la angustia intensa de estar atrapado entre dos puntos separados por una lejanía insalvable.

domingo, 5 de agosto de 2018

Metas

"Tener metas en la vida es importante", dicen, y esto es un engaño, porque lo que en realidad están diciendo es "Si tu vida no tiene un sentido, al menos que no se note, que tenga una dirección"

Pero una dirección no es un sentido, en ninguna de sus acepciones.

Correr hacia cualquier cosa, aun llamándola "Meta", sólo da movimiento a las cosas y una apariencia falsa de que todo tiende a ir hacia algún lugar, aunque no sea el que le corresponda.

Esto nos desvía del verdadero camino, porque nos aleja de lo fundamental, sobre todo si no sabemos todavía lo que es, ni sabemos por tanto, dónde está.

 Esto de "Tener metas" desde luego no es importante, ni da ningún sentido a la vida


sábado, 4 de agosto de 2018

Viejas cartas

No hay que guardar las viejas cartas

Las palabras, para quien sabe leerlas, son como una lluvia fina que cala, se queda dentro y ya no se puede hacer nada para sacarlas

Sólo lo que es permeable hace posible que crezca la hierba allí donde el agua se filtra . Al los restantes, fabricados en  aluminio y  hormigón, las gotas les son ajenas y de nada sirve verter y verter diluvios sobre ellos.

Nada ni nadie cambia, no somos serpientes ni mudamos de piel

Ayer noche lloviznó sobre la ribera. Las plantas y los caracoles se alimentan y crecen

Itermitencia

¿Se puede cambiar algo en lo profundo? ¿Es necesario o sólo lo intentamos porque nos sentimos incómodos con la vida por dentro, con el no saber, con la falta de sentido?

¿Podemos por ejemplo dejar de ser seres intermitates, ahora en el exterior, ahora dentro de nosotros mismos?

¿Es esta intermitencia  inherente a nuestra existencia?

¿Es esta bendita intermitencia la que nos salva de la soledad?


viernes, 3 de agosto de 2018

Ciprés

Hay un ciprés en mi recorrido matinal que tiene la copa combada por el Cierzo. Está en un cruce de caminos, muy desprotegido.

Hoy me parece mucho más pequeño que de costumbre y me ha sorprendido la razón: Es verano y los plátanos que tiene detrás están llenos de hojas,así que parece más pequeño que en invierno, cuando estos árboles pierden con  sus hojas parte de su volumen,  y dejan de ser el fondo contra el que se compara el tamaño del ciprés.

Pienso todo esto mientras me acerco a él por la recta más larga del parque que vadeo a a diario y me entristezco al pensar que,  a pesar de caminar todos los días cerca de él, no lo he mirado con la profundidad que se merece desde el pasado invierno.

Dos mundos, un mundo

Es agotador estar en el mundo interior y en el exterior, siempre, al mismo tiempo

La conexión del presente con la memoria es inevitable, se podría decir que son la misa cosa

A falta del futuro, el tiempo completo

Esta tensión sólo cesa, a veces, con el movimiento del cuerpo, o se mitiga con la bajada de la conciencia, dentro de los sueño. que son los movimientos involuntarios de la mente


jueves, 2 de agosto de 2018

Gente molesta

La gente molesta porque no es consciente de la existencia de los demás. Así, la persona consciente, que es la que no molesta, ni siquiera existe para los otros, que son los que le molestan.

Los movimientos de la persona sensible son cuidadosos e internos. Lo que no se mueve no se ve y lo que no se ve no se oye.

Sin embargo la gente molesta vive para ser oída y vista, y para eso se mueven, gritan, patalean, llenan el espacio de humo o de persistentes olores, unas veces por exceso de perfume y otras por falta de jabón.

La única manera de que estas personas se den cuanta de que hay más gente es molestarlas a ellas, intentando, casi siempre infructuosamente, explicar la situación a los molestos, lo que suele provocar un conflicto todavía más molesto que la molestia anterior. Recordemos que no se puede explicar a alguien que no escucha, que no escucha, porque no escucha.

Ante todo esto no hay solución posible, puesto que la gente molesta tiene unas carencias de sensibilidad y empatía tan arraigadas que es imposible conseguir que vean que hay más gente en el mundo. Sólo se puede intentar evitarlas, con unos buenos auriculares, o quedándonos en casa.

martes, 31 de julio de 2018

Soledad e intimidad.

Me dice mi psicóloga que la soledad produce en las personas, cuando esta es muy prolongada, una sensación de vacío, así que, queridos amigos, ese agujero que todos tenemos dentro del pecho alguna vez se llama soledad.

Por otra parte me dice que la soledad se cura,o al menos se mitiga con la intimidad. Esta intimidad puede ser de pareja, pero también sirve la que se tiene con un amigo íntimo (De ahí el nombre de estos amigos).

Lo importante es tener a alguien que escuche, que sea testigo de aquello que necesitamos decir.

No estaría mal que estas cosas, que ya sospechas y que son tan obvias cuando las sabes, no te las tuviera que decir tu psicóloga con cuarenta y cinco años, y que formaran parte de de la enseñanza básica y de la cultura popular.

Así que, a tal efecto dejo estas palabras aquí por si a alguien le pudieran servir.

lunes, 30 de julio de 2018

Silencio y ruido

Podría decirse que el silencio absoluto no existe,  al menos para el ser humano,que está rodeado siempre de sus propios ruidos corporales, aunque el cerebro los discrimine.

Aunque parezca una paradoja, sobre este silencio absoluto inexistente, se dibuja el ruido, que es una especie de horror vacui sonico

En esta capa de falso silencio secundario, imperfecto y por tanto verdadero, se desarrollan la música, el habla, la escucha, la comunicación en definitiva.

Todo lo realmente importante se desarrolla sobre esta fina película de silencio: El amor, el desamor, el sexo, la muerte y el pensamiento.

Necesitamos un poco más de silencio, para que lo importante aflore.

domingo, 29 de julio de 2018

Explicación

El abandono precede a la soledad. Cuando esta se convierte con los años en una enfermedad, esta brinda al paciente una libertad desconocida.

Nadie pide aclaraciones  así que a nadie se debe ninguna explicación.

sábado, 28 de julio de 2018

Lo que se es

Siempre todo el mundo buscando la grandeza, por cualquier procedimiento, incluso por medio del sufrimiento, de la renuncia, de la pequeñez o de la anulación del propio yo.

Siempre queriendo escapar de la vida por medio de la acumulación, un medio absurdo e inútil

La vida no desaparece por llegar a ser ni más ni menos de lo que se es.

viernes, 27 de julio de 2018

Espejos

Un espejo colocado frente a otro espejo, sin espacio entre ellos ¿generaría una multitud de oscuridades repetidas hasta el infinito?

Nadie podrá jamás saberlo, a ciencia cierta.




Genios

¿En qué gastaron su inteligencia los genios? En aquello que necesitaban para sobrevivir: en lograr el reconocimiento vital que sus progenitores no les dieron. En  alcanzar un éxito que les dierra la fama, a veces póstuma, que es sólo un mal sucedáneo del afecto, pero nunca, a pesar de su genialidad, consiguieron el insustituible amor primero.

¿Qué hubiera sido de ellos si hubieran sido debidamente atendidos por sus padres? Seguramente habrían sido mucho más felices y hoy serían desconocidos. Quizá se evaporarían de nuestros museos algunas obras de arte,  pero su talento, estoy seguro, tampoco habría caído en saco roto.

No quiero con esto justificar la infelicidad ajena, aquella que lleva a la creación y al descubrimiento sino criticar el sentido profundo de la fama que la humanidad arrastra desde su inicio como una lacra.

Si no se persiguiera la fama, que en realidad es algo abstracto y sin contenido,  y se persiguiera el bien común, esos niños podrían haber sido felices con los cuidados parentales y podrían haber dedicado sus tremendas inteligencias a objetivos más útiles, a aquello que realmente les hubiera demandado la sociedad y no sus maltrechas mentes.

jueves, 26 de julio de 2018

Vejentud y compañía

Cuando uno es joven se buscan el amor y el sexo, e incluso crees que los encuentras, aunque son ellos los que le encuentran a uno. Todo es obra del reloj biológico.

Cuando uno es más mayor se conformaría con la compañía y si esta fuese buena se daría con un canto en las encías.

miércoles, 25 de julio de 2018

Tan importante

¿Hay algo que merezca el esfuerzo de ser comunicado, dicho y no oído, oído y no comprendido, comprendido y no interiorizado, interiorizado y no considerado importante, considerado importante pero no lo suficiente como para cambiar de actitud? E incluso, si la persona cambia de actitud tras todo este esfuerzo ¿Será a su vez consciente de la necesidad y del esfuerzo de volver a comunicar el mensaje?

¿Merece la pena o decimos las cosas sólo por mantener viva la esperanza vana de que estas no empeoren todavía más?

Reservemos pues las palabras y el esfuerzo que estas acarrean, sólo para decir lo importante.


lunes, 23 de julio de 2018

A alguna parte

¿Pero qué es este limo que rezuma su hálito hediondo, abrasador y estéril bajo mis pies, como una corriente lenta de lava fecal?

¿Es acaso una alucinación de mi mente exhausta por mi propio pensamiento que no es otra cosa que el mismo tiempo?

Levanto la cabeza y veo sombras que se acercan sin ningún interés real en conocerme

Tras todos estos años arrebatados a la muerte, sobreviviendo con valor en la oscuridad, sólo pienso en acabar un día lejos de donde nací, como si hubiera sido capaz de llegar a alguna parte.


domingo, 22 de julio de 2018

Abajo

Los niños ondean en sus columpios como una colada tendida al viento de verano.

Ven el Sol acercarse y luego la tierra del parque gracias al adulto que los empuja

A veces se sueltan y se dan en el suelo con la frente o con la barbilla, entonces son curados y consolados

Pronto pierden el miedo y vuelven a mecerse contra el aire como las mazorcas de maíz, como las hojas de los álamos pero siempre vuelven a tierra firme, cada vez más encorvados, siempre a la tierra, cada vez menos arriba, cada vez más abajo, más abajo.

jueves, 19 de julio de 2018

Despertada

Esta noche he soñado, en un solo sueño, con todo aquello que he perdido :Allí estaba ella con nuestros tres gatos en la primera casa que habité de niño.

Llegaban al buzón paquetes y cartas remitidos,por la oficina de correos, desde todas mis direcciones posteriores y volvía cada tarde a mi hogar, desde paradas de autobuses hoy también desaparecidas.

Al despertar me hubiera cambiado por cualquier moribundo. Luego he pensado en huir de las desleales huestes humanas para ir a desaparecer a cualquier bosque.

Al fin he tenido que conformarme con salir a caminar, con buscar compañía en los gatos callejeros y con buscar palabras e imágenes mentales, con las que reconstruir sobre un papel parte de la vida que me falta, en la vigilia y en los sueños.

martes, 17 de julio de 2018

Llegas

Sigo esperándote como a la  lluvia de verano,  justo en el filo donde acaban las tormentas, entre la sed y el hartazgo

Llegas como las notas de un sitar en una noche campestre, atravesando azules campos de alfalfa y claros de bosque y de luna

Vienes para desenredarme los brazos de mi propia tela de araña

Me tomas en tus manos como si fuese agua y me prendes en tu blusa blanca, sobre el algodón de tu pecho azafranado.






Ascendencia, descendencia

Un cuerpo que sangra y se desgarra

Una madre está pariendo un ser perfecto, lleno de luz y de esperanza, con el que ella misma no podrá competir jamás

Para el niño el camino tampoco será mejor

La madre recupera en parte su vida cuando el crío crece, pero el tiempo ha sido también dividido por el parto con un precipicio colocado entre dos eras: Ates del niño, después del niño.

El niño es destetado y queda solo, y solo se hace hombre.

Si hubiera sido niña, al llegar a la adolescencia, quizá su madre habría compartido con ella el secreto y el sentido de la tragedia de la vida.

Nadie, en toda esta historia tejida de siglos, tiene culpa de nada

Así es como ha sido siempre y como seguirá siendo siempre, la naturaleza.

domingo, 15 de julio de 2018

Vejentud

A menudo bromeo con mis amigos sobre mi mismo Les digo que soy un anciano desde los ocho años, para su algarabía y regocijo.  Lo digo un poco en broma y un poco en serio, porque a esa edad estuve muy enfermo y pude experimentar, ya de niño,  cosas que se reservan generalmente, al menos en nuestro primer mundo, a los adultos.

Hago esta broma desde hace mucho tiempos, pero desde hace sólo unos pocos años me he dado cuenta  de lo que significa y de lo que llevo dentro:

Ahora tengo cuarenta y cinco años y aunque no sé lo que es realmente la vejez, la comienzo a ver en la gente que me rodea, en mis padres, en mis amigos más mayores y en los padres de mis amigos. A través de esta experiencia ajena revivo en mi memoria de niño que estuvo enfermo, la decadencia del cuerpo, la soledad, la impotencia, el miedo a la muerte, el sentimiento de angustia a causa del abandono de un  Dios inmisericorde, y la tristeza por la vida y por lo que se ha ya perdido para siempre de ella.

Esta claro que a los ocho años esa vida era muy corta, pero era sin embargo, al igual le ocurre al anciano,la vida entera, y esos sentimientos, desprovistos de los recursos que da la madurez, eran ya tan intensos como los que tiene el viejo, acrecentados en su caso por toda la profundidad que su experiencia y su memoria le otorgan.

Cuando tenía catorce años, en plena adolescencia, arrastrando la profundidad y la memoria  adquiridas por los hechos de mi vida, me decía a mi mismo " Si estoy así con catorce años ¿Cómo estaré con cuarenta?" . Mi profecía se cumplió y antes de los cuarenta tuve ya mi primera depresión importante. Ahora, con cuarenta y cinco, saliendo de la segunda me pregunto "¿Si estoy así a los cuarenta y cinco, cómo estaré a los sesenta y cinco?" y después pienso si seguirá  mereciendo la pena seguir así, viviendo.

Por eso a veces sueño con despertar, no tumbado en mi cama, sino en medio de un trigal de largos tallos, percibiendo el movimiento del viento, con su olor a verano y corteza de pino seca seca, y  el calor del sol y la caricia de sus sombras, a través del vaivén y de la promesa de nueva vida de las preñadas espigas.

Vergüenza

Vivir y llegar a sentir vergüenza de estar vivo.

Tener dentro un miedo antiguo de querer arrojarme al mar.

Ser presa de una memoria feroz que acude a la conciencia como un banco de peces, en oleadas.

Sé que el pasado no tiene cura, sólo se puede aprender a llevarlo prendido para siempre, con un alfiler en los pulmones.



sábado, 14 de julio de 2018

Dado por hecho

Pienso en ella y me sorprendo creyendo que ella también podría pensar en mí, pero en realidad sólo lo supongo, tomando,como si fuera un dato lo que yo imagino en mi cabeza

Sin embargo no sé si lo que hay en la suya, acompañando al recuerdo, más o menos débil que pueda tener de mí.

Nada sabemos de lo que se cuece en la cabeza ajena, pero todos suponemos que lo sabemos, es más, ni siquiera nos  paramos a pensar que lo que imaginamos sea sólo eso, una especie de ensoñación, una suposición, o un deseo.

Lo imaginamos, lo damos por hecho, y si después nos damos cuenta de la trampa en la que nuestra mente nos ha hecho caer, nos topamos de golpe con nuestra unicidad , con la conciencia de ser nosotros mismos .

viernes, 13 de julio de 2018

Investigando sobre la sordera funcional

hace muchos años que insisto en la idea de la sordera funcional, que sufren personas que estando capacitadas para escuchar no lo hacen. Digo siempre que este es un hecho dramático,  sobre todo porque no se le puede explicara a alguien que no escucha que no escucha, porque no escucha.

Como no es bueno dejar de pensar en algo cuando uno llega a una conclusión, he seguido investigando y he llegado a una nueva conclusión que es la siguiente:

La sordera funcional es sólo un síntoma de un mal mayor: La falta de amor , porque para escuchar al otro sin oponer resistencia, para dejar que las palabras lleguen a lo más profundo de uno mismo, hace falta confiar en ese alguien, como un gato confía en alguien cuando deja que le acaricie la barriga, que es la parte  más vulnerable de su cuerpo.

Para escuchar hace falta en cierta medida amar, o al menos no adoptar la posición defensiva del que espera a un enemigo.

Todo se reduce, en realidad a la falta de amabilidad y de amor. Ser amable es ser susceptible de ser amado y la escucha, es por tanto, un acto de amor.

jueves, 12 de julio de 2018

Divagando hacia lo absurdo

El tiempo de la historia y el tiempo personal ¿Se cruzan  o son tiempos distintos?

Si el tiempo existe porque puede ser pensado ¿Quién piensa el tiempo de la historia?

Si los animales tienen diferentes tipos de pensamiento, de inteligencia ¿No podrían entonces pensar los planetas, las estrellas y las galaxias? ¿Acaso no puede haber un pensamiento cuyo  soporte no sean las neuronas? ¿Es que no están vivas? ¿No es la división entre seres vivos e e inertes una premisa sólo humana?

Todo esto es posible puesto que es pensamiento y al ser pensado pasa a formar parte de la creación poética y de la conciencia  universal, que se une a todo lo físico que pensamos, que creemos, que existe.


miércoles, 11 de julio de 2018

Hacer

Me cruzo en mi camino con una residencia para personas con discapacidad mental, en sus jardines, a esta hora de la tarde desiertos, se pueden ver unas pistas de petanca.

Me figuro que la persona que diseñó el centro, pensó que jugar a la petanca era algo que las personas que vivieran allí podrían hacer.

En mi divagación de unas lineas más arriba  aparece la palabra "hacer" y en esto, en "el hacer", estamos todos a la par.

Hacer, hacer lo que sea, con tal de sobrellevar esta torrentera de tiempo, que sin saber el  porqué, se nos ha venido encima, con la vida.

Olvidamos

Olvidamos a menudo que las nubes son sólo agua suspendida en el aire.

Olvidamos que podemos herir y hacer gozar a los demás sin saberlo.

Olvidamos que simplemente mirando lejos, al horizonte,  podemos trasladarnos en el espacio y por tanto en tiempo, a otro lugar más amable.

Olvidamos, en definitiva,  las cosas más sensibles y necesarias.

martes, 10 de julio de 2018

Insectos

Convertido por los años en un ser sin par, observo en mis paseos a los vagabundos que en sus nubes etílicas, sestean al sol de la mañana, tumbados en el césped de los parques, ignorando el zumbido de los insectos y compartiendo con ellos su destino.

Siento envidia de ellos porque ya no luchan y porque ya conocen su futuro: Un poco más de calor, un poco más de vino y de vida y después, con los primeros fríos, un último viaje al sur, o en su defecto un suave descenso por el río hacia el descanso eterno.

lunes, 9 de julio de 2018

¿Quién?

Me encuentro aquí aparcado como un anciano junto a la valla de una obra. Luego me recogerán, a la hora de comer.
Este anciano se pregunta ¿Qué compañeros de viaje son estos? ¿Porqué me sacan de la cama sin consultarme a mi, que hace tiempo que dejé de maltratar mi corazón? y sobre todo ¿Quienes se creen ellos que está cuidando a quién?

Habitable

Llegar a tu cama hubiera sido caer en el último lugar habitable del planeta.

Ahora sólo me queda el placer de las palabras.

sábado, 7 de julio de 2018

Claros

Se van abriendo claros entre las nubes y entre cada uno de mis pensamientos, y en esos huecos, como dijo el sabio, encuentro la paz.

Transporto esta táctica del mundo abstracto de la mente al concreto de la vida, pues ya se sabe que cuando un problema es grande conviene dividirlo en trozos más pequeños, y voy obteniendo espacio entre mis diversas actividades físicas, desmigando el tiempo en infinitas partes dentro de otras partes.

Siendo consciente de todos estos segundos divididos, llenos de grietas por donde escapa una luz inmensa, llego a ser todo lo libre que yo puedo ser, estando todavía dentro del mismo tiempo.




Gestación

La  violencia se gesta, como todo, en el útero materno, con la ansiedad, con la depresión, con los sentimientos ambivalentes de ambos padres y con el abandono final de la criatura.
Después el grupo, basado no en la cooperación sino en la competencia,  acaba el trabajo, ejecutando el programa instalado durante la gestación.
¿Hay solución para esto? Probablemente no. De hecho las guerras, puntos culminantes de este proceso milenario, cada vez son más espantosas, a tal punto  que ya ni siquiera deberían llamarse guerras pues ya no se componen de batallas o de bombardeos a posiciones estratégicas, están formadas por el ataque directo y destrucción de la población civil, sin la más mínima consideración
y por supuesto sin la más mínima compasión hacia el ser humano.
¿Qué es entonces lo que se puede hacer? Prácticamente nada, pero lo único que se puede hacer, que es dejar de competir (combatir) en nuestra vida cotidiana, al ser tan poco, lo es todo.

viernes, 6 de julio de 2018

Palabras

Nos conformamos con emitir palabras, aunque todos sabemos que las cosas más importantes no se pueden comunicar con ellas.
Nos quedamos con nuestras peroratas y con nuestros interminables monólogos, en vez de intentar mejorar el lenguaje,  para que esa comunicación defectuosa pueda algún día ser completa.
En el fondo nos resignamos también a que los conocimientos y las emociones puedan ser como mucho comprendidas por medio de la intuición,  pero nunca enseñadas

jueves, 5 de julio de 2018

Chimenea

He vuelto a sentir el frío del humo que se congela saliendo del tiro de la chimenea

Humo todavía tibio helado en pleno movimiento, como se hiela el oleaje del Báltico al llegar a las playas. Justo en el momento de alcanzar su cresta, al abandonar por un instante las aguas para bañarse en la frialdad del aire, la ola se transforma en hielo y se quiebra por su por su propio peso y por el empuje de la siguiente ola que llega , se eleva se hiela y se parte.

miércoles, 4 de julio de 2018

Imaginando

Siempre nos quedará, queramos o no, la imaginación, aunque nadie sepa en realidad cómo utilizarla.

No tenemos un gran control sobre lo que imaginamos, a veces lo hacemos en sueños, y otras rellenamos con ella los huecos que hay en nuestros recuerdos.

La imaginación da existencia a lo imaginado, con todas las consecuencias que esto acarrea, y aunque no tenga materia, lo imaginado ya no puede ser borrado nunca de la memoria.

La realidad

La realidad es lo que sientes. Lo que te reconcome mientras actúas.

Aunque te distraigas allí está,  ejecutándose en un segundo plano de tu cerebro.

Es lo que continúa entre actividad y actividad física, mientras te duchas y luego en la calle, en el trabajo o mientras paseas por un parque.

La realidad es, en definitiva, un estado de ánimo,  lo que sientes y lo que padeces.

martes, 3 de julio de 2018

En mis sueños música

En mis sueños, de noche, sentado en la banqueta de un pequeño clavecín de viaje, rodeado de velas, en camisón, sin peluca, y con un gorro de dormir del que cuelga la consabida borla de lana blanca, se sienta el gran Bach que toca Las Seis Partitas de principio a fin.

Me quedo en la esquina del cuarto para no interrumpir mientras él canturrea sobre el clave algunas de las melodías principales.

Cuando por fin termina, gira hacia mi su gran cabeza, me mira desde la profundidad de sus ojos hundidos y azules, casi violetas, a causa de la iluminación de la sala, y con una voz profunda y suave me pregunta:
- ¿Es esto un sueño?
- Sí, lo es, musito mientras una oleada de placer, como la que produce la caricia suave de las uñas de una amante sobre la espalda, recorre mi médula espinal, al saberme soñado yo también por él. Me repongo y le digo:
- Es magnífica, es perfecta.
- ¿Tú crees? Está acabada y a pesar de ello siento que le falta algo. Llevo noches enteras sin dormir, repasando la partitura una y otra vez, y no lo encuentro, no lo encuentro. Si sigo así me quedaré ciego.
- Puede que tengas razón, contesto. Es perfecta y está acabada, pero aun así sientes que le falta algo que no puedes encontrar, porque todavía no existe.
- Eso es, eso es, dice aliviado. ¿Es esto posible? ¿Y tú cómo lo sabes?
- Lo sé porque soy un soñador del futuro. No sé si debería decirte esto, pero por alguna razón estamos soñándonos el uno al otro. Como sabes, hace poco se ha inventado el pianoforte, poco a poco se irá perfeccionando, se escribirán miles de piezas para este instrumento que acabará por llamarse piano. Digamos que en muchos aspectos sustituirá al clavecín, continué. En el siglo XX nacerá un interprete llamado Glenn Gould, dotado de una técnica y de una sensibilidad asombrosas, que transcribirá Las Seis Partitas al piano y será célebre en todo el mundo por ello, aunque hará muchas otras cosas. también canturreará mientras toca, como haces tú.
- Fantástico, un tal Glenn Gould,  exclama él, mientras su cara, tensa hasta ese momento, se deshace en una risa entre infantil y risueña sale de su pecho haciendo que vibre su papada y que la borla de su gorro se meza y golpee su cabeza.
- Oye, oye, me pregunta ¿ Y cómo será la música del futuro?
- Será magnífica, brillante, alegre, luego sera melancólica, patriótica, y finalmente unos genios locos la desmontarán por completo, como quien poda un árbol para que crezca de nuevo lleno de vida.
- La música avanza, avanza, estupendo, estupendo. Entonces ¿Mi obra está acabada? ¿Estás seguro?
- Ya lo creo, ya puedes descansar tranquilo.
- Eso me gustaría, pero me temo que me estoy despertando.

La figura de Johann se desvanece en mi sueño y esto hace que yo también me despierte, quedándome con las ganas de darle las gracias por tanta belleza y por haber sacado con su música tantas vidas a flote, aunque creo que todo esto,  ahora, en el presente, esté donde esté, él ya lo sabe hace mucho, mucho tiempo.

lunes, 2 de julio de 2018

Lluvia y música.

La música, cuando se conoce. da la tranquilidad de saber lo que viene después. Es como una brecha en el desconocimiento del futuro y por eso nos da seguridad y paz.

Con la lluvia pasa algo parecido, aunque por el motivo contrario, por ser imprevisible y caótica.

Al carecer la lluvia de ritmo conocido nos desconecta de nuestro propia cadencia, de nuestros latidos de nuestras espiraciones, y de nuestros siempre acompasados pasos, dejando nuestra mente en medio de un rumor que nos apacigua y nos libera.

Es curioso darse cuenta de como el sonido, organizado o no, produce en nuestros cerebros estados parecidos, siempre, claro está, que no se convierta en ruido.


Vía Lactea

Dicen que La Vía Láctea chocará con Adrómeda dentro de unos tres mil ochocientos millones de años.

Por entonces el Sol ya se habrá transformando en una estrella gigante roja y habrá engullido la Tierra, pero aunque todavía estuviéramos aquí, ambas galaxias son tan grandes, y tan grandes las distancias entre las estrellas que contienen, que no nos daríamos ni cuenta del cruce de galaxias.

Sin embargo hay quien discute sobre si hay vida ahí fuera, o sobre si el universo es finito o infinito,sobre si el tiempo existe o no existe. Muchos son científicos y filósofos, gente preparada que se encenaga en estas abstracciones para no ver lo concreto, lo que tienen delante , como los seres humanos que tienen al lado.

domingo, 1 de julio de 2018

Subversivo

No hay nada más subversivo que no desear nada de lo que ofrece el sistema. Yo no lo hago a propósito, no es personal, es mi naturaleza.

Este sistema se basa,como todo el mundo sabe, en los deseos superfluos y lo que yo quiero no es de este mundo.

sábado, 30 de junio de 2018

Dolor

Es importante también ser consciente del dolor que infligimos y que nos es impuesto a diario.

Es como un rumor como de olas que el cerebro discrimina, como discrimina los ruidos del propio cuerpo. No los oímos, pero están ahí.

Es importante saber que ese cansancio al que llaman estres es en realidad eso, dolor de fondo.


Deseo

La negación del deseo no lleva a la paz, lleva a la desesperanza,  porque no se puede vivir sin una ilusión.

Desde hace años que se sabe que se puede vivir sin dormir, pero no sin soñar.

Lo importante no es no desear, sino no confundir los deseos con la realidad.


viernes, 29 de junio de 2018

¿Estar en el presente?

Los yoguis, los profesores de mindfullness, apoyados en sus teorías por psiquiatras y por psicólogos, insisten en mantener la atención en el presente,como nuevo viejo mantra de la sanación espiritual y mental. No digo que no les falte algo de razón, pero lo dicen como si el presente fuera una bicoca.

Obligar a la mente a estar en el presente es privarla de la única escapatoria que esta tiene, que es la capacidad adaptativa de poder estar en cualquier otro lugar. Las personas en definitiva se evaden de la realidad porque necesitan hacerlo y esto les ayuda a sobrevivir.

Se me dirá que esto lo dicen para que la gente afronte el presente, para que no se aferre al pasado o se pierda en ensoñaciones,  pero desgraciadamente de esto no hay peligro. El presente es inevitable e incluso implacable, no se puede escapar de él mucho tiempo. Cuando despiertas Siempre está allí, donde lo dejaste.

Por eso que al menos siempre nos quede la imaginación.

Carga de profundidad.

La profundidad de las palabras, siendo estas las mismas para todos, depende de quién las emite ,de quién las recibe, y de de la capacidad de ambos para formar con ellas imágenes mentales similares y complejas, que contengan emoción, sentido, realidad y memoria.

Por eso es tan raro encontrar interlocutores válidos, porque nuestro lenguaje es un arte de codificación y decodificación personales que es difícil de interpretar.

A veces creemos hacerlo bien y sin embargo, nos hallamos ante simples malos entendidos que ni siquiera son detectados por los participantes en el hecho de comunicar. Y así nos quedamos,tan contentos, pensando que nos entendemos de maravilla.

De vez en cuando se produce el milagro,o eso nos parece.

miércoles, 27 de junio de 2018

Burbujas

El agua de los ríos, la del mar, el aire,  y cualquier otro fluido que nos envuelve, incluido el líquido amniótico, contienen pequeños glóbulos llenos de pensamientos, que como burbujas de jabón invisibles vagan al encuentro de seres receptivos y sensibles a ellos.

Así que me siento a menudo en la terraza de un bar a esperar que alguno de ellos atraviese mi cuerpo, como hacen los neutrinos con los planetas, acariciando mi mente, amasando mis neuronas, generando un ensueño propio de un gato que dormita bajo el sol.

sábado, 23 de junio de 2018

Pez

En el interior de una pecera un pez plateado, viscoso, afilado y brillante como una sardina, golpea con su boca el cristal y frota sus aletas contra las esquinas del acuario, como haría un gato entre mis pies, pero lleno de melancolía.

Le echo de comer, aunque pienso que quizás necesitaría más una caricia entre los ojos o por debajo de las agallas.

viernes, 22 de junio de 2018

Garras

Ir de aquí para allá, de cuarto en cuarto, buscando

Yendo y viniendo de ninguna a ninguna parte, mientras todo se escapa y fluye, como se escurre un pez anaranjado y casero de las zarpas del gato

Con los bigotes mojados por el chapoteo en la pecera salto de la mesa y olfateo el suelo

Con la ocasión perdida siempre a la vista, me marcho a defenderme dentro de un sueño.


jueves, 21 de junio de 2018

Eso

Una madre amamanta a su hijo cada vez que este llora, pero no es eso

Nadie sabe lo que es

Así el niño se calla, y lo que le ocurre queda dentro de él, empujado hacia el fondo por una leche materna tibia y avainillada

Así nadie se entera jamás de lo que es

Nadie sabe lo que es, ni tampoco el modo de saberlo, pero nunca es sólo eso.


jueves, 31 de mayo de 2018

A primera hora de la mañana

Me echo a la calle a primera hora de la mañana, sin desayunar, hoy toca pinchazo. Salgo del ambulatorio con mi algodón en el brazo y con mi café de máquina en la mano y aprovecho que ya estoy fuera de casa para dar mi paseo mañanero.

A estas horas el panorama cambia y se pueden ver niños de menos de diez años, de uniforme, con sus mochilas a cuestas, llevando una flor en la mano con gran unción.

Me pongo los auriculares, otra vez el gran Bach, y giro hacia el parque, donde una nube de mosquitos que ya ha salido a buscarse la vida, está suspendida a un par de metros del río Huerva. Me cruzo  con gente que se dirige a su trabajo, mientras otras personas aprovechan ese rato, arrancado a la mañana, para correr y jugar con sus perros. Más a la izquierda, un grupo de tres padres jóvenes llevan a sus tres crías a corderetas a la guardería.

Bajando una cuesta, queda al alcance de mi vista el cielo y pienso en Dios, allí,en su nube, rodeado de ángeles, de arcángeles, de santos, todos ellos seres sobrehumanos pero muy inferiores a Él.

Me imagino a Dios en su infinita soledad y me pregunto si no estará algo deprimido el Hombre, sobre todo pensando en todo lo que todavía le queda por aguantar de eternidad, en esa situación de aislamiento emocional e intelectual y la verdad es que me compadezco de Él. Hace ya tiempo que no le van bien las cosas, con todo ese fiasco de la creación y del ser humano, que tantos disgustos le sigue dando.

Quizá debería probar a caer, como el ángel de "El cielo sobre Berlín" y caminar como uno más, escuchando al gran Bach, para contemplar los mosquitos sobre el río, a los niños que van a la escuela absortos con su flor en la mano, para emocionarse escuchando las risas de los niños pequeños que son llevados a cuestas por sus padres, para poder disfrutar del calor de nuestra estrella y de la vida que pasa.


martes, 29 de mayo de 2018

Comunicación

Voy como siempre paseando con mis auriculares puestos, hoy toca Bach. Veo a unos conocidos, ellos también me ven a mí, pero no nos saludamos. Es lógico, hace mucho que perdimos el contacto. Pienso entonces en un artículo de  Paul Watzlawick que leí hace tiempo, en el que se hablaba de la "imposibilidad de no comunicar" y venía a decir que siempre estamos emitiendo una señal, y que incluso el acto de no decir, o de no saludar, es un mensaje en si mismo.

Continúo mi camino. Siguen sonando Las Seis Partitas del gran Bach en las manos del genial pianista Glenn Gould, que son para mi un bálsamo, un masaje cerebral en el que la sangre estimula todas mis neuronas, inundándolas  de belleza, como el agua inunda un campo de arroz.

Pienso entonces en cuanto me gustaría que personas cercanas a mí, pudieran disfrutar de esta pieza tanto como lo hago yo. Al momento vuelvo a la idea de Watzlawick y me parece que ha quedado incompleta porque, así como es cierto que no podemos dejar de comunicar nuestras emociones más básicas, resulta casi imposible transmitir conocimientos y emociones más profundas.

A pesar de que estas ideas simples, son casi imposibles de no ser comunicadas, existen profesionales especializados en habilidades sociales, que ayudan a quienes tiene problemas para expresarse correctamente, a hacerlo mejor,  para evitar conflictos no deseados.

Al parecer la psicología es la única ciencia que se ocupa de estudiar estas emociones complejas, pero siempre llega tarde, cuando los sentimientos reprimidos, no comprendidos, y por tanto incomunicados, han hecho enfermar la mente de la persona.

El arte hace, como buenamente puede, este papel de válvula de escape desde el principio de los tiempos. Las personas que tienen habilidades artísticas pueden volcar en ellas sus mensajes y utilizar las diferentes disciplinas artísticas como formas de comunicación, aunque esta comunicación es  indirecta, puesto que ni el propio artista sabe a veces de qué aspectos inconscientes se compone su obra, ni tampoco sabe quién recibirá su mensaje, ni cómo lo interpretará, así que esta comunicación artística es más un grito, que un mensaje de algo que se conoce y que se necesita comunicar con claridad. De hecho el arte es algo que debe ser interpretado para poder ser entendido.

Así es como en este vacío de técnicas de comprensión y de comunicación de ideas y sensaciones, se forja nuestro aislamiento.

Nos quedamos a medio hacer, a medio vivir, desperdiciando el sentimiento y conocimiento de los demás, que siempre es diferente al nuestro y del que podríamos obtener sabiduría y sobre todo la compañía que tan a menudo nos falta.

jueves, 24 de mayo de 2018

Pulso

El corazón de la memoria del mundo late con el pulso espasmódico de la medusa, empujando, en medio de una solución gelatinosa, más densa en lo profundo, hacia arriba el metal, los números y el hielo y hacia abajo la luz, los sentimientos y la música del gran Bach, que se precipitan contra su voluntad, con su pesar, hacia el fondo.

Abajo, más abajo. Querría  saber lo que hay enlodado en el fango.

jueves, 17 de mayo de 2018

Ayuda humanitaria

La incomprensión tiene su primer responsable en un fallo de diseño del cerebro, que no puede ver ni sentir nada que no conozca, o que no haya padecido en sus propias carnes. Por eso son tan difíciles la educación  y la comunicación , hay que repetir todo muchas veces, poniendo ejemplos, es decir, asociando lo que queremos explicar, con otras cosas ya conocidas por nuestros interlocutores.

A esto se suma la sordera funcional, que sufren personas, que teniendo sus sentidos auditivos, o en su diversidad, sus sistemas de comunicación de signos operativos, oyen pero no escuchan.

¿Cómo podríamos ser sensibles al otro, entenderlo y acompañarlo? : Con mucho, mucho esfuerzo.

Por último hay que añadir a todo esto el auto engaño. Hay personas que comprenden la miseria humana,sobre todo la física, y recorren medio mundo para ayudar donde la falta de todo es más evidente. Esto es en si muy loable y desde luego este tipo de hazañas no sobran,  sino todo lo contrario, pero es diferente, ayudar allí donde en realidad no nos conocen, hacerlo por un tiempo limitado, y separados físicamente por un océano de nuestra buena acción, que ayudar al prójimo, y no me refiero con esto a ayudar a los españoles, hay aquí también inmigrantes que carecen de todo.

Está claro que ayudar en el propio entorno comporta un riesgo. Una vez que nos quitamos la careta y que todos pueden ver que somos humanos dispuestos y accesibles, podríamos ser objetivo de personas que simplemente, por necesidad, no pusieran límite a sus peticiones, pudiendo perder así, el control de nuestras propias vidas.

Pero tampoco me refiero con ayudar al prójimo a ayudar a estas personas, que lo merecen, pero que todavía están lejos de nosotros.

Digo todo esto porque unas tres mil quinientas personas se suicidan al año en España (casi diez al día)  y llegan a esto porque no reciben la ayuda del estado, ni de sus psiquiatras, ni de sus psicólogos, y a veces ni de sus familias ni de sus amigos, porque estos, bien no saben muy bien qué hacer o esperan que sean otros los que realicen esta incómoda tarea.

Vivimos e una sociedad que está ciega y sorda. Si ni siquiera es capaz de mantener con vida a los que viven en ella ¿cómo va a ser capaz de resolver cualquier otro problema?

Suelta un lastre muy valioso esta sociedad, y no le importa mucho,porque en realidad está muerta.

domingo, 6 de mayo de 2018

Sueltos 10 (148-152)

148
"Cuando uno cambia el mundo entero cambia" dijo el sabio. Yo creo que esto es posible e incluso podría ser cierto pero me pregunto ¿Es esto deseable?

149
Lo que se le escatima a un niño se le escatima también al adulto para el resto de sus días.

150
La descripción es sólo movimiento.

151
Amuletos: Reloj, cadena de plata, anillo, pluma, pensamientos y por fin palabras.

152
El pensamiento es lo opuesto del amor, lo sé porque no lo tengo, por eso vagabundeo pienso y escribo.


viernes, 4 de mayo de 2018

La lucha contra la inteligencia.

Hace ya algunos años leí con gusto un libro de Luciano De Crescenzo que se titula " Los mitos de los héroes" un volumen muy entretenido donde se narraban, con mucho sentido del humor, las historias de los héroes de la mitología griega. Creo recordar que empezaba con una frase que era algo parecida a esta "En la antigüedad una ciudad era atacada una vez cada diez años como término medio, en esas circunstancias ¿A quien preferiría usted  tener como amigo a Einstein o a Rambo?" A partir de esta premisa Luciano recorría las aventuras de Aquiles , de Eneas o de Jason con sus argonautas.

Me viene este libro a la memoria porque hace unos días, dada la profusión de superheroes que en estos últimos años circulan por las pantallas, gracias  a las películas de Marvell, comencé a preguntarme  cómo era posible que no hubiera ningún superhéroe con superinteligencia, supersensibilidad, o superhumanidad, ya que todos los que recordaba utilizaban sus poderes para acabar sacudiendo hostias a diestro y siniestro. Recordé a Poirot y a Sherlock Holmes ,aunque estos señores eran simples mortales, muy inteligentes, y ya maduros, al menos hasta las últimas películas de Holmes, protagonizadas por Robert Downey Junior que aportaba un repertorio de hostias y aporreos, comparable a cualquier hostiador delos de capa, o escudo.

Dejé en barbecho esta idea sin antes preguntarme  porqué ninguno de ellos o de ellas, tenía menor potencia aporreadora y un poco más de cerebro  ¿Sería porque es difícil crear un personaje que sea más listo que el propio escritor? ¿Lo comprendería el público? 
En  ello estaba, hasta hace un momento, cuando viendo la serie  "La Casa de Papel", me he dado cuenta de cuanto tiempo lleva denostada, la inteligencia frente a la brutalidad , en los cuentos que nos sirve el sistema en forma de películas,

 El malo es es siempre el listo, va por delante de los buenos , el listo es el atracador que pone contra las cuerdas  a la policía con un golpe que parece perfecto,. Annibal Lecter era consultado por la joven agente del F.B.I. en el Silencio de los corderos, e incluso este le daba daba pistas.que sólo una mente brillante aunque enferma, podía proporcionarle

En todas las series de psicópatas , los asesinos en serie tienen  un alto cociente intelectual , aunque una infancia desgraciada y hace falta , ya no un Poirot sino todo un equipo de especialistas que se las ve y se las desea para echarle el guante. 
Capítulo aparte son los hackers que siempre saben más que la policía de delitos informáticos.

En esta nuestra  mitología moderna, esta que se esta creando ahora, la inteligencia se vincula  a la astucia y por tanto al mal  A menudo los villanos son personas cultas que emplean sus conocimientos para llevara a cabo sus crímenes.e incluso dejan pistas a la policía ,con la que juegan una partida de ajedrez, en la que el villano,agotado e incluso a veces defraudado por a la poca capacidad de sus perseguidores, acaba entregándose a base de arriesgar un poco en el juego y dando ventajas para que los buenos, por fin, le atrapen y pueda expiar sus crímenes, dejar de matar, torturar o de violar o de lo que quiera que haga.
Este modelo es aterrador porque es la justicia la que lucha a manporrazo limpio contra la inteligencia de los criminales. Los superhéroes siguen apostando por la fuerza bruta y loa malvados por el pensamiento y el mensaje queda claro, el bien se asocia a la fuerza bruta, y el mal a la inteligencia y a lo que es peor, a la enfermedad mental. ¿Es esto posible? ¿No están estos valores patas arriba, absolutamente corrompidos? ¿No se justifica en todas estas películas e uso de la violencia y la maldad e iitilidad de la inteligencia?
Quizá deberíamos empezar por cambiar esto, por empezar por alguna parte, porque al parecer todavía no hemos superado el relato bíblico en el que el conocimiento es el mal.

jueves, 3 de mayo de 2018

Se mueve, luego existe

La existencia no está sólo en el pensamiento, está un poco más allá. en el movimiento.

El pensamiento no es más que un tipo de movimiento eléctrico que se produce en el cerebro.

Lo pensado también existe, al moverse en la imaginación.

No todo lo que existe piensa, pero todo lo que existe se mueve, en la superficie o en lo profundo del mundo atómico, subatómico o en el oscuro e inaprensible mundo de la física cuántica.


martes, 1 de mayo de 2018

Sueltos 9 (142-147)

142
De nuevo aquí estamos,armados con papel  y pluma frente al mundo. Qué pocos recursos tenemos y qué gran valentía.

143
No se puede ser artista sin estar, de alguna forma, verdaderamente enfermo.

144
Una imagen mental vale más que mil palabras.

145
Me verás en los cafés escondido entre mis libros y mis cuadernos donde te busco y te añoro. Me verás desde la calle y te dirás a ti misma "Lo ves, está perdido"

146
La negligencia es más dañina que la maldad pues es mucho más difícil de advertir e imposible de erradicar.

147
Me tumbo en tu lado de la cama para ver que veías cuando aún estabas y al hacerlo sólo veo mi propio hueco, mi propio vacío.




lunes, 30 de abril de 2018

Petroleo

Los recuerdos son como tumores colocados en diferentes partes del cerebro, incrustados en su masa rosada, grisácea y gelatinosa.

Fragmentados: Por un lado los olores, por otro los sabores, por otro los recuerdos de la infancia, de la madre.

Trozos de fresa envueltos en la nata de un milhojas.

Capas de fina silicona de una impresora en tres dimensiones.

Todos en sináptico movimiento, excitados por los estímulos exteriores que intoxican el presente, conectándolo con el pasado, otorgándonos una existencia disociada.

El presente es una mancha de petroleo en medio del océano, viajando a lomos de las corrientes marinas, acariciando bancos de atunes y envolviendo submarinos que otean el "marizonte".

Envueltos en Krill, todos los habitantes del mar son recuerdos que van cayendo al fondo, donde sordos peces abisales procesan por última vez la carroña que las morenas, y los tiburones, desgarran de los cuerpos muertos de las ballenas azules.

En el fondo hay una arena finísima compuesta de recuerdos lejanos y ya indescifrables.


domingo, 29 de abril de 2018

Votos.

Salgo a caminar, a recorrer mi territorio, a la caza de mis propios pensamientos.

La persona más cercana está a seiscientos kilómetros, trescientos de ida y trescientos de vuelta. Por eso me repliego en mi interior, dejando en mi paseo que el parque, los gatos callejeros, los patos del Hurerva, el Sol y el viento, se asomen dentro de mí y me rocen con sus cálidas zarpas almohadillada, que doren mi piel, o que me revuelvan el pelo.

Los escucho a todos ellos animarme y aconsejarme, diciéndome cosas como"Sigue así" o "No bebas nunca solo" y eso hago, renovando mi voto en cada uno de mis paseos.

jueves, 26 de abril de 2018

Evasión

En medio del pensamiento y del tiempo, que deben ser la misma cosa, me siento constreñido en un solo punto, desde el que se generan dos espirales de pensamiento-tiempo, una que asciende hacia los dioses y el futuro y otra que desciende hacia el pasado, hacia los sueños, la muerte y la memoria.

Imagino cómo sería el poder lanzar otras espirales de pensamiento-tiempo hacia todos los demás puntos cardinales. como un niño que jugara con uno de esos muelles elásticos.

Me parece que estamos todavía en el inicio del pensamiento, pues este sólo ha sido utilizado en la esfera de lo práctico ya que así lo exigía la supervivencia.

Nuestros cerebros están infrautilizados. Son los artefactos más complejos conocidos por el propio cerebro, aunque esto es lógico, porque sería difícil que el cerebro pudiera construir o aprehender algo más complejo que él mismo, porque esto estaría por encima de su propia capacidad de entendimiento. Si esto llegara a ocurrir tendríamos ante nosotros otra prueba más de su increíble plasticidad.

Estamos atascados entre el hastío y la impotencia de no poder pensar sino en lo que ya conocemos, y en la angustia que trae consigo el ir de lugar común a otros lugares comunes en series de imágenes mentales que se repiten cíclicamente.

Hemos abandonado esta tarea de ir más allá quizá acertadamente,  pues a veces el pensamiento parece una enfermedad, una droga capaz de acabar con nosotros más rápidamente cuanto más la utilizamos.

Nos hemos rendido y buena prueba de ello es la tremenda industria del entretenimiento que nos acompaña: Libros, drogas, comida, deporte, sexo, política, yoga, cine, televisión, turismo y un largo etcétera en el que nos sumergimos voluntariamente, con el agravante de que estos entretenimientos cada vez se alejan más de nuestra naturaleza pensante, pues hablamos de un complejo sistema de evasión que huye del mismo pensamiento que lo crea.

Hemos abandonado por falta de guías, a los que tan acostumbrados nos ha tenido la historia. No existen guías para esto, porque nadie sabe nada de esta ampliación del pensamiento,.

Este es un camino tan desconocido, que si existiera, sólo se podría recorrer a título personal, en solitario y soportando a los incrédulos, y comprensibles acusaciones de locura.

miércoles, 25 de abril de 2018

¿Opuestos ?


"¿Quién si yo gritara me oiría desde los órdenes angélicos? Mas si un ángel de repente me apretara contra su corazón me desharía por su más fuerte existencia, porque la belleza es el principio de lo terrible"
Reiner María Rilke "Elegías de Duíno"

Hace muchos años que memoricé estos versos de Rilke, a través de la poesía, cuando esta es profunda, se siente y se piensa y se adquieren  prácticos y poéticos conocimientos. Así descubrí, por Rilke, que la existencia podía tener diferentes gradaciones, y deduje de esto que los sueños existían, pero con unas calidades y cualidades diferentes, o que el tiempo existía, al menos como concepto en nuestra mente,donde al fin y al cabo todo sucede.

Pensé entonces que si en todo había diferentes grados, quizás los contrarios no fueran tan contrarios como nos habían dicho, y llegué a la conclusión de que, al menos para mi, no tiene nunca el mismo peso, un opuesto y su contrario.

¿Es acaso la luz el opuesto de la oscuridad? en absoluto, al menos no se oponen el uno al otro en idénticas condiciones, puesto que como es posible confirmar a simple vista, la oscuridad es infinitamente mayor que la luz, la oscuridad no es la contraria de la luz, es su fondo, la oscuridad es el fondo donde la luz se manifiesta, es su soporte, no su contrario, así como el lienzo en blanco es el soporte para los colores.

Esto ocurre con las cosas concretas pero ¿y con las abstractas? con mayor razón pasa lo mismo, porque si las cosas abstractas ni siquiera se pueden medir y por tanto su existencia no está demostrada ¿cómo podemos decir que son opuestos perfectos?.

Aun así, la misma premisa sigue funcionando, el odio es superior en cantidad al amor, es su fondo, ese sobre el que el amor sobresale y brilla, cuando buenamente puede. Si no fuera así y el amor prevaleciese, no harían falta la ética, ni las religiones ni el sistema educativo ni las leyes.

Así podríamos seguir comparando supuestos contrarios y viendo, sin excepción, que no son opuestos sino que unos son el fondo donde los otros se expresan.

En fin, que gran parte de la filosofía y de la ciencia no sólo se han ocupado de cosas poco prácticas, sino que además, y esto lo digo a riesgo de ser pretencioso, han hecho que llevemos milenios dando por hecho cosas que no son del todo ciertas.

Sin embargo, los poetas. esos sí que se han ocupado únicamente de lo que reálmente le ocurre al ser humano, sea este lo que quiera que sea.

lunes, 23 de abril de 2018

Hormiga

En el trabajo, en el bar, salgo a la terraza armado con mi bandeja y mi bayeta. Recojo una mesa que unos clientes acaban de abandonar y al pasar el paño, veo, en el último momento, una hormiga que camuflada en la negrura de la mesa metálica me ha pasado inadvertida, al contrario que los brillantes y aceitosos restos de patatas fritas y que los granos de azúcar blanquilla, motivos de su inesperada visita.

El insecto es despegado de la pringosa superficie, no sé si por el trapo o por el vendaval previo que este desata en su pequeño gran mundo, siendo rebozado en restos de espuma de cerveza. Después siento sus patas intentando aferrarse al aire en el que rueda.

Pienso entonces en el cálculo infinitesimal, en como entre un número y el siguiente hay infinitos decimales, siendo el infinito entre el uno y el dos, menor que el que se abisma entre el uno y el tres.

Pienso en que unos infinitos tienden a otros como lo hacen entre si los átomos, las estrellas o las galaxias.

Me doy cuenta de que la hormiga, como ser vivo integrante del mundo, tiene también una pequeña conciencia infinita que tiende a otra medida de conciencia cercana, y de que nuestro mundo no es más que una capa más, una muñeca rusa entre otras capas y otras capas de muñecas rusas.

La hormiga cae al suelo resultando indemne, ventajas que tiene no tener esqueleto y huesos que romperse y corre a refugiarse en el parterre más cercano. Yo vuelvo al interior del bar con la bandeja cargada con dos tazas, una copa de cerveza, dos platos de café con sus cucharillas, un vaso con restos de hielo y con una nueva historia en mi cabeza.

domingo, 22 de abril de 2018

Sueltos 8 (135-141)

135
No nos basta con el mundo. En esto los más ambiciosos son los religiosos.

136
¿Para cuándo un super-héroe con super-inteligencia o super-empatía, para cuándo uno con super-sensibilidad? De momento, y desde Homero sólo hay super-hostiadores, así nos va.

137
Cuanto más exigente es una persona tanto menos está dispuesta a dar a los demás.

138
Si no entiendes muy bien algo que hace, algo normal, y que hace de forma totalmente diferente y peor que todo el mundo, así, como por capricho, no lo dudes, es tonto. Obsérvalo un poco más.si quieres y verás que lo que digo es cierto.

139
la memoria lo es todo, sobre ella se asienta lo que sentimos en el presente, y también en el futuro.

140
El dinero no da la felicidad. Ni siquiera puede curar una simple depresión.

141
El anillo de tu pareja es el que a ti te falta en la mano izquierda, y viceversa.

142
Moverse alivia el sufrimiento de pensar, quizá sea por eso ese afán por los viajes y por la velocidad.
¿Es posible no sufrir y estar al mismo tiempo quieto?