miércoles, 31 de enero de 2018

Pensar o vivir

¿Hay que pensar tanto las cosas? me pregunto mientras veo a a unos niños con sus padres paseando por la playa, a una señora corriendo tras su perro en el paseo y a unos ancianos jugando a la petanca en el parque.

Para no pensar tanto las cosas parece que es preciso tener una pareja o al menos algo de compañía.

lunes, 29 de enero de 2018

Desinformación divina

Esta desinformación divina es inhumana
Pasan los días sin saber que hacer con  la vida y con el mundo
Qué poco se habla, y que poco se sabe de lo que es necesario
Sin embargo decimos cosas, como quien reza, no porque sean importantes o verdaderas, sino porque las deseamos y necesitamos creerlas
Entre toda esta cháchara no encuentro postura, la cama es grande y todo me duele

viernes, 26 de enero de 2018

Mi nueva psicóloga

Queridos noctámbulos:

Mi nueva psicóloga me recomendó, hace ya algunos días,un libro de auto-ayuda que se titula "Sal de tu mente, entra en tu vida".

Dejando a un lado lo absurdo que es acudir a una terapeuta en busca de ayuda y que esta te recomiende un libro de auto-ayuda, tengo que decir que si se pudiera "Salir de la mente y entrar en la vida" nadie necesitaría terapia y seguramente seríamos inconscientes y por tanto libres, como pájaros.

Todo lo anterior me lleva a pensar que, así como un profesional de la salud física, por llamarlos de alguna forma, sabe lo que es tener una gripe, un tirón muscular, tos, o anginas, muchos profesionales de la mente no han sufrido en sus cerebros una enfermedad mental, lo que por una parte los aleja de sus pacientes pero por otro lado es tranquilizador, porque si así fuera ¿Quién seria entonces el paciente? ¿Qué harían dos pacientes en la misma consulta intentando mirar fijamente cada uno al otro con sus respectivos y huidizos pares de ojos? ¿Utilizarían el escritorio y los asientos por turnos? ¿Quién consolaría entonces a quién y por cuanto tiempo?

Bien pensado las consultas podrían tener unas buenas estanterías de libros de auto-ayuda que paciente y paciente podrían leerse uno a otro en voz alta, intentando "salir de sus mentes y entrar en sus vidas" con la gran ayuda de la auto-ayuda pero sobre todo,y esto es lo importante, en equipo

miércoles, 24 de enero de 2018

Algunas frase sueltas sobre la soledad

La soledad es el aislamiento impuesto, al principio por el exterior, a las personas que no encajan. Después este aislamiento se refuerza interiormente por el propio solitario, como estrategia de supervivencia.
Aislamiento del mundo, de una vida que hiere. El aislamiento total, que sería lo deseable, sólo es posible con la muerte (y ni siquiera esto es seguro) pero no es tan fácil como se piensa arrojarse al mar, ni siquiera estando sólo.

Cuando jugar y correr era cási lo único
ya me fijaba yo en tus ojos infantiles buscando otra madre
otra compañera

Se recuerda porque se piensa y se piensa porque se está sólo. Se está sólo porque se necesita descansar y curar la herida del mundo. Se está sólo porque se está en otro sitio, dentro de uno mismo y estando sólo uno, sólo se piensa
.
Moverse alivia el sufrimiento de pensar, quizá sea por eso ese afán por los viajes y por la velocidad.
¿Es posible no sufrir y estar al mismo tiempo quieto?

Para estar menos sólo he estado buscándome a mi mismo, al parecer estaba escondido de mi mismo pero, a pesar de mis esfuerzos, no he conseguido dar conmigo

Hay quien voluntariamente se coloca ante una pantalla. Yo escribo y leo porque estoy sólo, como quien juega una partida de ajedrez consigo mismo.
Ellos desaprovechan la oportunidad de la compañía porque la tienen, y por eso mismo, no la necesitan

¿Cuál es el sentido de la vida? Parece ser que el sentido de la vida es buscarle el sentido a la vida..


martes, 23 de enero de 2018

Hipnótico

El mar es hipnótico como el fuego. De tanto y tanto aparecen tandas de olas lentas, sin fuerza suficiente para romper, que se precipitan suaves formando, en vez de crestas montañosas, mesetas que se exponen como sábanas tendidas.

El mar entonces extiende el agua como un dependiente de comercio textil que desenrollara una tela y la acercase a la luz natural, para que pudiésemos ver como se van dibujando en ella mágicos y cambiantes arabescos de arena salada y espuma.

Mi mente, atrapada por un momento por este truco de prestidigitación vuelve a su bucle y deseo condenar mis recuerdos bajo capas y capas de cemento. Así comienzo a imaginarlo, en una ensoñación en la que esta pasta, al contacto con el lecho de la memoria, en vez de endurecerse, se va volviendo transparente como el agua marina

Vuelvo la mirada al océano de nuevo, en busca de consuelo y de olvido.

El mar es hipnótico como el fuego. De tanto y tanto aparecen tandas de olas lentas, sin fuerza suficiente para romper, que se precipitan suaves formando, en vez de crestas montañosas, mesetas que se exponen como sábanas tendidas.

Señor marrón

Hay un señor vestido de marrón oscuro en la sala de espera del hospital. Se ha arreglado mucho, aunque con ropa antigua. No oye ni entiende nada de lo que le dicen e intenta disimularlo. Tampoco puede apenas caminar por si mismo.
Parece un niño desastrado vestido de domingo, pero es un anciano que intenta mantener su dignidad, que intenta salvaguardar una apariencia de valerse en el mundo, una apariencia que quizá, al igual que todos, nunca tuvo.
Aparece una enfermera y con mucha mano izquierda y con grandes gritos y aspavientos consigue al fin llevarlo a su destino.

domingo, 21 de enero de 2018

la consciencia

Un tipo de unos cincuenta y tantos años se sienta a mi lado en un banco del paseo marítimo. Lo hace como si no hubiera más bancos libres, dándome además la espalda. Lleva pantalones de pana, un forro polar,  zapatos baratos (debo indicar que estamos en invierno) y el pelo largo y teñido. Sostiene en su mano derecha una lata de cerveza.

Al momento, la chica que hace un rato paseaba con su perro por la playa hacia el norte, vuelve persiguiendo a su mascota para ponerle la correa.  Me doy cuenta de que el hombre de la lata de cerveza ha desaparecido por completo de mi mente durante unos segundos, a pesar de seguir a mi lado.

Esta es la consciencia de la que tanto presumimos los humanos


La ventanilla

Esperé en un coche, sólo
No llegaba a mirar por la ventanilla
Tenía tiempo que perder y no era responsable
Entonces tuve el futuro en mis manos
ahora el tiempo ha pasado y son otros los que lo poseen.

sábado, 20 de enero de 2018

Es un Bucle

La existencia, que es la conciencia, es discontinua
se mueve a saltos entre la vigilia y los sueños, entre los deseos, los recuerdos y las ensoñaciones

La existencia es un bucle, un circuito cerrado del pensamiento que se re-alimenta mientras la vida,alrededor, gira.

La vida es un bucle

¿Quieres que te lo cuente otra vez?

Temperatura


Los recuerdos  no tienen temperatura, sólo un color de fondo, una especie de filtro fotográfico con el que los vemos.

Algunos de ellos son capaces de excitar el cuerpo e incluso se pueden utilizar para ello.
Un tipo de recuerdos llevan a otros similares, aunque sólo los nostálgicos se mantienen en la mente por tiempo indefinido.

Sin embargo los recuerdos eróticos incitan al onanismo y por este medio, puede salir la energía sobrante sin llegar a envenenarnos.

Para la tristeza no existe válvula de escape prevista de forma natural, ni orgasmo que la alivie.

viernes, 19 de enero de 2018

Escisión

En un ser escindido todo se multiplica, la sensibilidad, la necesidad de amor y el esfuerzo mayor por conseguir, si es posible, toda esa cantidad aumentada de amor.

De ahí el cansancio, la fatiga, la ansiedad y la tristeza.

Escindido de nuevo, esta vez en mi identidad virtual, descanso de mi mismo en ella sabiendo que es allí, en el ciberespacio, donde sigo existiendo mientras descanso.

No sé si somos conscientes de que con la red hemos creado el más allá.


jueves, 18 de enero de 2018

Viaje

Salgo de la ciudad por carretera. La industria que la rodea me produce una tristeza y una sensación de desamparo tremendas. Es como si ese cinturón oprimiera a la población quitándole toda su energía humana.

Avanza el autobús en medio de una neblina densa, espermática, que se posa en los arbustos y en las cosechas en forma de escarcha y hielo.

Los pájaros se refugian en las torres eléctricas y en los cables de alta tensión . Me figuro que es así como tienen las patas menos frías.

Los frutales y las vides aparecen como lápidas de inmensos cementerios, con sus ramas atadas, para que crezcan como el ser humano manda.

Hoy la música y el ruido del motor se congelan en mis venas antes de llegar al corazón.

miércoles, 17 de enero de 2018

Dicen que es bueno ir al mar y mirarlo.

Dicen que es bueno ir al mar y mirarlo.

El mar está siempre allí como el pensamiento, siempre en movimiento, como el pensamiento
Me siento frente a él e intento acompasárme con su pulsión, un corazón que bombea, una eyaculación eterna, pero no me devuelve su energía, que guarda para si, en los límites de las costas.

Veo entonces que está lleno de la luz que absorbe del Sol y de la Luna, lleno de animales que caen ahogándose en él y de los cadáveres de las morenas y de los ancianos pulpos que fallecen, a veces, de muerte natural.

Veo que sus olas le roban su fuerza al viento, al que intentan ahogar en cada racha..
El mar es el ser más grande del planeta, enorme, un recordatorio del primigenio Big-Bang. Algunos pájaros descansan del vuelo y flotan y comen en él, pero yo me pierdo en mis pensamientos propios y me doy cuenta, por ello, de que el mar me es ajeno.

domingo, 7 de enero de 2018

Tragaperras



Mientras leo, escribo, escucho música y tomo un café en un bar, el tonto de la tragaperras hace ganar al negocio una buena cantidad de dinero. En recompensa por sus monedas, el hombre recibe toda una suerte de movimientos de ruleta, zumbidos, pitidos y  lumínicos destellos.

De vez en cuando algunas de estas monedas golpetean contra el metálico receptáculo destinado a recoger los premios, pero todo está calculado, y el hombre vuelve a perder lo recuperado, e incluso se anima a desperdiciar algo de dinero extra más.

¿Cómo me quejo yo al dueño del bar del follón que monta en tonto de la tragaperras, que me impide disfrutar de la lectura, de la música y de la escritura mientras me bebo mi humilde café cortado?

Así, por casualidad, es como descubro que así va el mundo, donde un tonto es siempre más rentable que un tipo que escribe, que lee, que escucha y que incluso piensa, a ratos, en lo que buenamente puede.

jueves, 4 de enero de 2018

El paraíso era el bar de un tren antiguo

El paraíso era el bar de un tren antiguo, como los que todavía existían en mi juventud,con sus mesas grandes en la cantina, para pasar la tarde en ellas leyendo y tomando café.

El paraíso era un tren que llegaba, al rayar la noche, a un andén donde siempre me esperabas tú.

Ahora el paraíso es una cápsula de aislamiento llena de libros entre mantas y trocitos de orfidal.

Ahora el paraíso es el sueño, siempre el sueño, profundo. que roza la inconsciencia y que nunca recuerdo, cuando involuntariamente  despierto, con el único objetivo de volver a la cama pronto y sólo.

lunes, 1 de enero de 2018

Frases máximas mínimas enero 2018

- No es lo mismo hacer grano que hacer granero

- La competencia no es igualad

-Los creadores de opinión no existen, sólo existen los manipuladores de opinión

-La pérdida de lo material engendra sabiduría, así le va al mundo, que no para de adquirir y de adquirir para huir de ella. Seguramente porque El Saber duele.

-Señora:  no le de a probar la cerveza a la niña, aunque la cerveza sea sin alcohol.

-Utilizan tu compasión porque no tienen compasión propia.

-El que se cura podría quizás adaptarse al mundo, pero adaptarse al mundo cura.

- Te hice de más.

-La tradición son ellos.

- Hay quien es amable, susceptible de ser amado, y hay quien sólo es susceptible, sin más.