miércoles, 1 de julio de 2015

A diario

 

   Se que nunca he estado en  el buen camino pero es que por más que he buscado no he encontrado ningún otro.

  Es como si un mago hubiera trastocado todos los mapas y solo hubiera dejado este único camino con su única realidad.

   Me siento en un banco buscando otra perspectiva, otro rumbo, una pista otra idea. Pero desde aquí sentado,  todos los hombres que pasan me parecen el mismo hombre y todas las mujeres la misma mujer, así  que me quedo sin nadie a quien preguntar, aunque en realidad ya conozco las respuestas:

  -Me parece que este mundo no está hecho para todos los públicos y que por eso a algunos nos cuesta más trabajo vivir en él que a los demás.

  -Tampoco se puede vivir fuera del sistema. Por el sistema solo se puede subir o bajar (generalmente bajar).

  -Puedes salir, eso si, del sistema cuando quieras pero no lo harás vivo, lo harás con los pies por delante.

   Se dice que un tigre de Bengala tiene una lengua tan áspera que solo lamiéndote podría desollarte. De igual forma este mundo puede llegar a matarte con su tristeza, o con su desesperanza, aunque también podría hacerlo simplemente con su aburrimiento.

 Por eso tanta gente decide abandonarlo voluntariamente, a diario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario